Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça saca punta ante el Fenerbahçe

Festival del equipo azulgrana liderado por la inspiración de Tomic y un aluvión de triples (93-73)

Tomic, con el balón, ante Sekulic. Ampliar foto
Tomic, con el balón, ante Sekulic. AFP

El aluvión de triples, el vendaval de juego y la inspiración del Barcelona resultaron tan abrumadores para el Fenerbahçe que los berrinches de su laureado y fogoso entrenador, Zeljko Obradovic, dejaron una sensación de amargura y desesperación por la inesperada y manifiesta inferioridad del equipo turco (93-73).

Urgido por una temporada que empezó fatal, pero en plena fase de recuperación, el Fenerbahçe intentó oscurecer a Navarro, encasquillar las circulaciones de balón del Barcelona y obtener munición a través del rebote ofensivo. El plan le sirvió solo durante el primer cuarto.

A la que el Barcelona aceleró su ritmo, Tomic insistió en su apabullante dominio bajo los aros, Pullen recogió el testigo en el acierto de los triples de Navarro y acto seguido otra media docena de jugadores, el Palau Blaugrana se convirtió en un infierno para Obradovic y los suyos.

Barcelona, 93; Fenerbahçe, 73

Barcelona: Marcelinho (2), Navarro (12), Papanikolaou (5), Lorbek (6), Tomic (19) –equipo inicial-; Pullen (12), Dorsey (8), Sada (0), Abrines (10), Todorovic (2), Oleson (4) y Nachbar (13).

Fenerbahçe: McCalebb (11), Mahmutoglu (2), Preldzic (8), Bjelica (15), Sekulic (2) –equipo inicial-; Jackson (11), Kleiza (10), Zoric (3) y Bogdanovic (11).

Parciales: 18-19, 27-19, 19-10 y 29-25.

Árbitros: Rocha (Portugal), Gkontas (Grecia) y Boltauzer (Eslovenia).

Palau Blaugrana. 5.858 espectadores. Novena jornada del Top 16 de la Euroliga. El Barcelona es líder invicto, con nueve victorias, en el grupo E.

Poco antes del partido, le entregaron a Tomic el premio al mejor jugador del mes de febrero en la Euroliga. El pívot croata lo agradeció con otra demostración de su talento. Concluyó con 19 puntos y solo un tiro fallado en 22 minutos. Sekulic, el pívot que el Fenerbahçe fichó del Tenerife hace solo unas semanas, se las vio y se las deseó. Con el añadido de que Dorsey parece cada vez más adaptado a su papel de relevo de Tomic, de la misma forma que Nachbar afina en su papel de relevo de Lorbek.

Pullen le dio brío al juego azulgrana y también puntos: 12 en algo más de 13 minutos. A gusto con la velocidad que adquirió el duelo, el Barcelona se atrevió a todo y desesperó a su rival con 14 triples. De hecho, el recuento es curioso: lanzó 36 triples y 29 veces tiró de dos.

Las ventajas del Barcelona se dispararon a medida que algunas acciones espectaculares delataron la confianza de sus jugadores, caso de una canasta de Pullen sobre la bocina de posesión tras enredar a toda la defensa del Fenerbahçe, la culminación de Nachbar de un contraataque vertiginoso o un demoledor mate de Papanikolaou.

El Barcelona fue un rodillo y a partir del tercer cuarto sus ventajas fueron aumentando, sobrepasaron los 20 puntos y llegaron a los 25 en el último acto.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.