El Atlético también se atasca

Los de Simeone, con el liderato a tiro, empatan con un Sevilla que fue mejor tras el descanso

Tenía el Atlético el liderato en solitario a tiro y no lo cazó. Se atascó en un duelo trabado, muy táctico, con un rival que le hizo pocas concesiones tal y como esperaba Simeone. Esta vez no le dio para ganar con todas las virtudes que lo mantienen colíder, igualado a 51 puntos con el Barcelona, pero con el Madrid en el cogote con un punto menos. Se percibió decepción en la grada, también en los jugadores. Ansiaban ese liderato porque suponía un golpe en la mesa que no se dio.

Con todo, no pareció pesarle de inicio a los rojiblancos la responsabilidad de lo que suponía la victoria tras el traspié del Barça en Levante. Salió como siempre, a intentar encajonar al contrario en su área, por juego o por empuje. Simeone vislumbraba un partido duro y cuando el técnico argentino utiliza ese término es que espera a un contrario capaz de combatir a su equipo en el cuerpo a cuerpo, en las segundas jugadas y en la pelea por los espacios.

ATLÉTICO, 1 - SEVILLA, 1

Atlético: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe; Raúl García, Gabi, Koke (Sosa, m. 87), Arda Turan; Diego Costa y Villa (Cristian Rodríguez, m. 80). No utilizados: Aranzubia; Alderweireld, Guilavogui, Manquillo y Adrián.

Sevilla: Beto; Coke, Nico Pareja (Gameiro, m. 46), Fazio, Fernando Navarro; Iborra, Carriço; Vitolo (M. Marin, m. 64), Rakitic, Alberto Moreno; y Bacca (Reyes, m. 83). No utilizados: Javi Varas; Cristóforo, Trochowski y Jairo.

Goles: 1-0. M. 17. Villa, tras un rechace en el área. 1-1. M. 72. Rakitic, de penalti.

Árbitro: Hernández Hernández. Expulsó con roja directa a Alberto Moreno (m. 89) y con amarilla a Juanfran y a Pareja.

45.000 espectadores en el Calderón.

Así fue, aunque quizá no aguardaba el Atlético el enroque conservador de inicio de Emery, que sentó a Reyes para adelantar a Alberto Moreno y blindar más esa banda con Fernando Navarro. El dispositivo le saltó por los aires pasado el cuarto de hora. Perdió una pelota Carriço en el centro del campo que dio origen al saque de esquina. Una concesión excesiva en el caso de este Atlético. Tiró un globo Gabi al segundo palo, lo cabeceó Godín al medio y Beto hizo el peor de los despejes posibles dejando la pelota muerta en el corazón del área para que Villa la empalara. Necesitaba el asturiano ese tanto, cuestionada su aportación ofensiva al equipo como está. Estuvo activo, suelto en algún uno contra uno, pero sin hacer excesivo daño. En realidad, la suya fue la tónica general. Tampoco Diego Costa se encontró con demasiadas oportunidades de explotar su zancada. Ni tampoco Raúl García tuvo ocasiones de aparecer desde la segunda línea. Con todo, el primer tiempo fue de los rojiblancos, que se fueron al descanso como líderes y poco amenazados por un contrario que solo dejaba algún fogonazo de Rakitic.

Necesitaba Villa ese tanto, cuestionada como está su aportación ofensiva

Dejo Emery en la caseta las precauciones que había enseñado en el primer tiempo y el segundo acto fue otro. Sentó a Nico Pareja, un central, para dar cabida a Gameiro. Se agazapó el Atlético a la espera de poder sentenciar en una contra y el Sevilla tomó el mando. Fue un acoso relativo, pero le dio para desconectar a los rojiblancos, que no encontraron espacios para salir. Bacca empezó a ganar balones aéreos a Miranda y a desahogar el juego para su centro del campo, con más manejo aún con la entrada de Marin. La mayoría de los ataques acababa en centros al área, hasta que en uno, Juanfran agarró a Bacca y el colegiado señaló penalti. Rakitic lo ajustó mucho al palo izquierdo y con todo Courtois estuvo a punto de cazárselo. La jugada fue protestada por el lateral derecho rojiblanco y también por la grada, que un minuto antes había presenciado una jugada similar en el área contraria en la que Raúl García fue agarrado por Alberto Moreno. El penalti es el primero que le señalan al Atlético desde abril de 2012.

Diego Costa solo lleva un gol de jugada en todo 2014, los rivales le cierran espacios

Se fue arriba el Atlético, con más carga emocional que juego para tratar de encontrar un gol que nunca llegó. Un disparo lejano de Villa que desvió Beto fue su ocasión más clara en el segundo tiempo. No fue capaz de producir con claridad. En los últimos partidos se le ha visto espeso con la pelota, sin tanta frescura para desbaratar defensas que hasta ahora no le ofrecían resistencia. Solo lleva un gol de jugada en lo que va de 2014. Los equipos se le cierran cada vez más y le están exigiendo una mayor precisión en los últimos metros. No le dejó el Sevilla expresarse en su mejor versión. Con Arda menos apoyado por Filipe Luis de lo habitual, el Atlético perdió otro de sus grandes recursos. Demasiado poco para un rival que supo cambiar y hacerse más ambicioso cuando vio que podía hacerle daño a un equipo que nunca se sintió cómodo. El Sevilla igualó a su adversario en intensidad y cuando logró el empate supo trabar el encuentro para que no se le hiciera eterno el tramo final. La entrada del Cebolla tampoco tuvo el efecto deseado, porque el Sevilla no se descolocó ni le intimidó el fervor de la grada, que ansiaba un triunfo que le diera el liderato en solitario a los suyos.

Primer penalti en contra en 63 jornadas

El Atlético de Madrid y el Sevilla han hecho de la estrategia uno de sus puntos fuertes. El conjunto rojiblanco ha marcado ya 15 goles a balón parado y el Sevilla 11. Ayer los dos goles del partido fueron también en esa circunstancia. David Villa abrió el marcador tras un córner y Rakitic empató de penalti.

Al Atlético de Madrid, además, le volvieron a meter un gol desde los 11 metros. El sevillista Rakitic acabó con una larga racha. El conjunto rojiblanco llevaba la friolera de 63 partidos sin que le pitaran un penalti en contra. El último gol que había recibido desde esa distancia databa del 11 de abril de 2012 y lo anotó Cristiano Ronaldo en el Calderón.

Los de Simeone se están especializando en las jugadas de saque de esquina, ya que ocho de esos 15 goles de estrategia (más de la mitad de ellos) han sido gracias a un córner. Gabi, Koke y Sosa, son los encargados de sacarlos. Los rematadores se reparten entre Raúl García, Villa, la pareja de centrales formada por Godín y Miranda y Diego Costa.

Los del Cholo ya llevan 15 tantos en este tipo de jugadas en lo que va de campaña: seis en Liga, tres en Copa del Rey y seis en Champions. Porcentualmente, los goles colchoneros que llegan gracias a la pizarra suponen un 20,8% del total (15 de 72). El Atlético solo ha marcado un gol de jugada en 2014. Caminero afirma que “cuando los goles no llegan en juego, resolver a balón parado es normal”.

El Sevilla, por su parte, ha anotado ya 11 goles a balón parado en Liga. Se ha convertido en el equipo más efectivo ha convertido en el equipo de Primera más efectivo con la pizarra.

El entrenador sevillista, Unai Emery, ya dijo en una rueda de prensa anterior al partido que la estrategia podía ser una de las claves del encuentro.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS