Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Schumacher sufre lesiones cerebrales serias”

"Sin el casco no hubiera sobrevivido", constatan los médicos, que a su vez confirman que el alemán sufrió un fuerte golpe en el lado derecho de la cabeza, probablemente a gran velocidad

El expiloto, heptacampeón del mundo de fórmula 1, sufrió ayer por la mañana un grave accidente mientras esquiaba en los Alpes franceses e ingresó en coma en el centro de Grenoble

El Kaiser, de 44 años, precisó neurocirugía y continúa "en estado crítico"

Lectura del parte médico, hoy en Grenoble.

Después de pasar toda la noche ingresado en una clínica de Grenoble, en Francia, Michael Schumacher, siete veces campeón del mundo de fórmula 1, “sigue en estado crítico y sufre lesiones cerebrales”, según el parte médico que el Hospital Universitario de Grenoble emitió a las 11.00 de este lunes. El alemán, acompañado en todo momento por su familia, permanece en coma después de haber sido sometido a una operación con tal de reducir el edema cerebral que se le formó en la cabeza como consecuencia del accidente de esquí que sufrió este domingo en la estación de Méribel, en los Alpes franceses, en el que se golpeó violentamente el cráneo contra una roca.

Schumacher, de 44 años y que en esos momentos se encontraba junto a Mick, su hijo de 14, recibió las primeras asistencias en la pista y después fue trasladado en helicóptero al hospital Albertville, en Moutiers. Más tarde, la gendarmería de montaña se lo llevó a Grenoble, donde ya llegó en coma y donde se le practicó una inmediata intervención cerebral.

"No podemos pronunciarnos sobre su futuro. Su estado es muy grave", exponen los médicos

Esta mañana el centro médico dio una actualización de su estado de salud, en una sala de prensa abarrotada de periodistas y por boca de los doctores Marc Penaud, Jean-Francois Payen, Emmanuel Gay y Stephan Chabardes, que durante unos 15 minutos relataron de nuevo los hechos y cuál era la situación actual, “muy crítica”, según dijeron. A la vez, descartaron ofrecer ningún pronóstico porque “todavía es demasiado pronto”. También aseguraron que Schumi se golpeó el lado derecho de la cabeza y que de no llevar el casco ni siquiera hubiera llegado vivo a Grenoble.

“A su llegada estaba en un estado de hipertensión, con hematomas intracraneales y un edema. Con el escáner cerebral vimos que presentaba lesiones cerebrales serias pero difusas, y por eso después fue llevado a reanimación”, detallaron los doctores. “No podemos pronunciarnos sobre su futuro. Su estado es muy grave. Se encuentra en un coma artificial, está en hipotermia (controlamos su temperatura corporal entre 34 y 35 grados) y se le han administrado tratamientos para limitar al máximo su presión intracraneal. Está monitorizado y por eso vamos hora a hora”, añadieron los facultativos.

Michael Schumacher, de 44 años, es uno de los grandes iconos de la historia de la fórmula 1. Siete campeonatos del mundo adornan una hoja de servicios sin parangón. Considerado por muchos el mejor piloto de todos los tiempos, ganó 91 grandes premios, firmó 155 podios, 68 pole position y 77 vueltas rápidas. Fue el estandarte de la época más dorada de la escudería Ferrari. En 2006 decidió retirarse, pero tres años después, en 2009, se reincorporó a los mandos de un Mercedes.

La Justicia francesa abre una investigación sobre el accidente

La fiscalía de Albertville, en Los Alpes franceses, abrió hoy una investigación sobre las circunstancias del accidente y, aunque descarta la implicación de terceras personas, desde el Ministerio Público señalaron que necesitarán varios días para concluir las pesquisas, de las que se encargan el Pelotón de Gendarmería de Alta Montaña de Bourg-Saint-Maurice y la gendarmería de Méribel. Los primeros elementos apuntan a que el accidente se produjo a las 11.07 hora local del domingo, en la estación de esquí de Méribel, que forma parte del célebre complejo de Los Tres Valles. El expiloto, que llevaba casco cuando se cayó, se golpeó la cabeza contra una roca en una zona fuera de pista, acompañado por su hijo, de 14 años.

Schumacher, que cumplirá 45 años el próximo 3 de enero, pudo haberse encontrado con una roca enterrada o semienterrada bajo la nieve, en una zona en la que las piedras no están señalizadas, apuntan desde la fiscalía. Los investigadores piensan que el alemán pudo haberse desequilibrado con una roca, perder el control y estrellarse. Los servicios de socorro de la Gendarmería que le trasladaron ayer a un primer hospital, en la cercana Moutiers, describieron la caída de Schumacher como una “falta técnica” en una zona no acondicionada en la intersección entre una pista de dificultad roja (Chamois) y otra azul (Biche).

Mecanismos de neuroprotección

MARÍA R. SAHUQUILLO

Al margen de que el piloto pueda estar en coma por el accidente, Tomás Toranzo, médico experto en Urgencias y Emergencias, explica que el tratamiento de coma inducido y la hipotermia, que se ha aplicado a Schumacher en el hospital donde está siendo tratado, son dos mecanismos de neuroprotección.

“A pacientes en esas situaciones se les suele inducir un coma medicamentoso y también hipotermia, como medidas de preservación neurológica, para que las estructuras cerebrales sufran menos y para que si el paciente se recupera lo haga en buenas condiciones”, explica.


Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información