Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas tira más alto

Tras anunciar expedientes a siete clubes españoles, Almunia asegura que la Comisión Europea estudia los impagos a Hacienda y Seguridad Social.

El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia. Ampliar foto
El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia. efe

Bruselas acaba de dar el golpe más fuerte que se recuerda a un modelo de fútbol basado en la colaboración, cuando menos sospechosa, entre equipos y administraciones públicas. La Comisión Europea anunció ayer la apertura de un procedimiento de sanción contra siete clubes por recibir ayudas ilegales de las arcas públicas. Pero las pesquisas sobre el fútbol español pueden no acabar aquí. El comisario de Competencia, Joaquín Almunia, confirmó los expedientes al Real Madrid, Barcelona, Athletic de Bilbao, Osasuna, Valencia, Hércules y Elche. Pero también dijo que los servicios que encabeza continúan analizando los impagos a Hacienda y a la Seguridad Social, algo habitual en el sector.

“La Comisión ha mirado y ha pedido información sobre estas deudas. Aunque por ahora no hay ninguna decisión al respecto”, dijo ayer. Más claro sobre este asunto fue a principios de año en una respuesta al Parlamento Europeo. “La Comisión es consciente de las cantidades sustanciales en impuestos y cotizaciones que los clubes profesionales españoles adeudan a las Administraciones”, aseguró entonces.

Almunia fue ayer muy cuidadoso. Solo dio detalles sobre la decisión que acababa de tomar el colegio de comisarios sobre los siete clubes. No quiso ofrecer pistas sobre futuras sanciones. “No excluimos investigar nada, pero tampoco anunciamos lo que estamos mirando”, resumió. Fuentes europeas reconocen en privado que la Comisión por ahora ha recibido pocas reclamaciones por el fútbol español; y que si le llegaran más podría abrir más expedientes. Así que podrían llegar más expedientes.

El comisario no quiso dar pistas sobre futuras sanciones

El comisario español desmintió lo que dos días antes había dicho el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo: la investigación que se acaba de abrir en Bruselas no afecta a las supuestas ayudas recibidas por el nuevo estadio del Athletic de Bilbao. Pero también se preocupó de no zanjar los rumores y dejó la puerta abierta a un futuro expediente por San Mamés. Almunia no quiso confirmar ni desmentir que esté analizando las ayudas que podría haber recibido el nuevo estadio bilbaíno.

Los casos abiertos por los servicios europeos de Competencia se refieren a tres prácticas que nada tienen que ver entre sí, salvo que podrían ser contrarias a las normas europeas. El primero afecta a las ventajas fiscales de las que se beneficiaron Real Madrid, Barcelona, Athletic y Osasuna, los clubes a los que en 1990 se les permitió no convertirse en Sociedades Anónimas Deportivas. Gracias a estar exentos de una obligación que afectaba al resto de equipos, disfrutan de un tipo impositivo preferente (del 25% en lugar del 30%).

El segundo se trata de un intercambio de terrenos entre el Real Madrid y el Ayuntamiento que benefició claramente al club blanco. La permuta se basó en una nueva tasación que valoró un terreno en Las Tablas en 22,7 millones de euros, cuando 13 años antes estaba valorado en menos de 600.000 euros. Se trata de una revalorización del 3.700%, cuando informes citados por los demandantes señalan que las condiciones de mercado habituales en ese periodo arrojarían un aumento de precio del 250%.

“No excluimos investigar nada, pero no lo anunciaremos”, advierte

El tercer caso es el que tiene más posibilidades de acabar en sanción. Los tres clubes valencianos recibieron entre 2009 y 2013 diversos avales públicos del Instituto Valenciano de Finanzas por un valor conjunto de 118 millones de euros. Bancaja, ahora Bankia, fue la entidad que prestó el dinero que fue a parar al Valencia; mientras que los préstamos al Hércules y al Elche procedían de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM). Los clubes nunca devolvieron el dinero a unas entidades que han acabado generando un agujero que forzó a España a pedir un rescate europeo del sector financiero.

A lo largo del próximo mes, el Gobierno podrá presentar las alegaciones en defensa de los clubes en estos casos. Si sus explicaciones no convencen a la Comisión, esta podría decretar la devolución de las ayudas consideradas ilegales.

Este no es el primer caso que la Comisión abre contra varios clubes de fútbol de un país. El propio Almunia lanzó el pasado mes de marzo una investigación a seis equipos holandeses que todavía no ha sido resuelta. “En el futuro podrían ser equipos de otros países”, añadió el comisario. Bruselas ha estudiado también las ayudas que el Gobierno francés destinó a la construcción de nueve estadios para la Eurocopa de 2016; pero ha llegado a la conclusión de que son compatibles con la legislación europea.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información