Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los bávaros rechazan en referéndum optar a los Juegos de Invierno 2022

El 53% de la población vota en contra y Múnich, sin el apoyo ciudadano, decide retirar la candidatura olímpica

Un trabajador abre la urna con los votos del referendum por los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 en Múnich Ampliar foto
Un trabajador abre la urna con los votos del referendum por los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 en Múnich EFE

Baviera, el lugar más rico de Alemania y sede del Bayern de Múnich, vivió el domingo una primicia histórica en la agitada saga deportiva del Estado y del país., Por primera vez, la población fue invitada a expresar su opinión sobre la posibilidad de organizar los Juegos Olímpicos de invierno de 2022 y, por primera vez también, los ciudadanos rechazaron con una sólida mayoría la presentación de la candidatura en una consulta popular.

El resultado del referéndum, que se llevó a cabo en las ciudades de Múnich y Garmisch-Partenkirche y en las comunidades de Traunstein y Berchtesgaden, las cuatro localidades donde deberían celebrarse los Juegos, fue categórico, y provocó un profundo desaliento entre las autoridades y en las filas del poderoso Comité Olímpico Internacional, pero alegró la vida a los defensores del medio ambiente y al partido Los Verdes.

Más de un 53 por ciento de los ciudadanos que participaron en la consulta popular cerraron filas para impedir que Múnich volviera a presentar la candidatura oficial, una decisión que fue calificada por el semanario der Spiegel como “una censura de dimensión histórica”. Los ciudadanos, además de votar en contra de la presentación, también rechazaron con energía la campaña oficial que llevo a cabó la ciudad y que involucró a deportistas famosos como Franz Beckenbauer, al Bayern, a Siemens y al gobierno regional.

En medio de la campaña a favor de Múnich, el famoso Kaiser, para defender la candidatura, incluso se apropió de la filosofía de Confucio, quien predicó que la gente necesitaba solo de tres cosas para vivir: agua para beber, pan para comer y un brazo sobre el cual apoyarse para dormir. “Eso ha cambiado”, proclamó Beckenbauer. “La gente también necesita los juegos Olímpicos”.

La decisión que fue calificada por el semanario der Spiegel como “una censura de dimensión histórica”

Todo en vano. Los bávaros al expresar su rotundo ‘no’ a la candidatura también se pronunciaron en contra de los riesgos económicos que llevan consigo la organización de los grandes eventos deportivos, un aspecto que fue definido de manera contundente por Ludwig Hartmann, jefe del grupo parlamentario de los Verdes en el parlamento regional bávaro y uno de los líderes de la campaña a favor del ‘no’.

“El voto no es una señal contra el deporte, sino contra la avaricia del Comité Olímpico Internacional. El comité debe cambiar y tiene que adaptarse a las necesidades de las ciudades y no al revés”, dijo el político.

Este aspecto también fue comentado por Christian Ude, el alcalde de Múnich y un apasionado defensor de la candidatura. Junto con admitir la “clara derrota”, el político socialdemócrata defendió el concepto presentado por la ciudad para la candidatura, pero admitió que existía una “creciente posición crítica de la población en contra de los grandes eventos”. Horst Seehofer, el poderoso jefe del gobierno regional de Baviera, fue más directo. “Evidentemente los ciudadanos piensan que los grandes eventos deportivos están influidos por el comercio y han expresado su deseo de proteger el hogar”.

El pasado 30 de septiembre, el Comité Olímpico Alemán había votado por unanimidad a favor de la candidatura de Múnich para los Juegos, pero condicionaron la presentación al apoyo ciudadano y destacaron que la candidatura sería retirada si ganaba el ‘no’, tal como sucedió.

El presidente de la Confederación Alemana de Deportes Olímpicos, Michael Vesper, aseguró al conocer los resultados que, “lamentablemente”, era desde su punto de vista “una oportunidad perdida”. “Aun así, tenemos que aceptar el resultado”, comentó.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.