Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nadal, también bajo techo

El español abruma 6-4 y 6-1 a Gasquet y llega a semifinales 'indoor' sobre cemento por primera vez desde 2010

Su cruce con Ferrer, vencedor por 4-6, 7-5 y 6-3 de Berdych, asegura un finalista español

Nadal devuelve una bola ante Gasquet. Ampliar foto
Nadal devuelve una bola ante Gasquet. AFP

Richard Gasquet, el número 10 del mundo, gesticula mirando a su banquillo. “No puedo”, dice cada uno de sus movimientos. “Demasiado alto”, se lamenta con cada uno de sus braceos. Abrumado por los ataques de Rafael Nadal contra su revés a una mano, el francés se inclina 6-4 y 6-1 en los cuartos de final del Masters 1000 de Paris-Bercy. La victoria del español, unida a la de Novak Djokovic frente a Stanislas Wawrinka (6-1 y 6-4; jugará con Roger Federer por la final), implica que los dos tenistas que buscan acabar el año como número uno estarán en semifinales. Nadal, que no alcanzaba esa ronda en una pista rápida bajo techo desde 2010, cerrará el año en el trono si gana el torneo; si iguala o mejora el resultado de Nole; o si el serbio pierde el partido decisivo. En caso de que el español no certifique el puesto en París-Bercy, todo se decidirá desde el lunes en la Copa de Maestros, donde él no defiende ningún punto (no jugó en 2012) y su contrario tendrá un déficit de 1.500 (campeón invicto el año pasado).

Gasquet nunca pasó por ser un tenista dado a la épica, jamás destacó por su tenacidad, y el español hace tiempo que le tiene tomada la medida

“Es una noticia fantástica: he llegado a las semifinales de todos los Masters 1000 que he disputado este año. Para mí, es inimaginable”, dijo en los micrófonos de Teledeporte el mallorquín, que rompió su récord de victorias en una temporada en torneos de la categoría (36). “Creo que he ido claramente a más durante el torneo”.

Con el trampolín del 11-0 de los precedentes, Nadal se aupó a un break tempranero que debió ser como una alfombra roja camino de semifinales. Gasquet nunca pasó por ser un tenista dado a la épica, jamás destacó por su tenacidad, y el español hace tiempo que le tiene tomada la medida. El número uno mundial, sin embargo, a veces escribe con renglones torcidos en París-Bercy, donde nunca fue limpia su partitura ni faltaron los borrones en su propuesta. Igual que le ocurrió la víspera ante el polaco Janowicz, cedió inmediatamente la ventaja cobrada y metió el partido en un pulso calentado por la grada, entregada a su héroe (“¡Richard! ¡Richard!”, gritaban).

SORTEO COPA DE MAESTROS

Mientras en París se celebraban las semifinales del último Masters 1000 del año, en Londres se hacía el sorteo de la Copa de Maestros, que desde el lunes reunirá a los ocho mejores tenistas de la temporada en la ciudad inglesa. De cada grupo se clasificarán dos tenistas para las semifinales. Este fue el resultado, que seguramente dejó sonriente a Rafael Nadal, que suma 47 victorias contra 7 derrotas frente a los otros tres integrantes de su grupo.

GRUPO A

Rafael Nadal

David Ferrer

Tomas Berdych (R. Ch.)

Stanislav Wawrinka (Sui.)

GRUPO B

Novak Djokovic (Ser.)

Juan Martín del Potro (Arg.)

Roger Federer (Sui.)

Richard Gasquet (Fr.)

Ni el calor del público pudo levantar al número 10 del mundo. Hace años que se puede considerar a Gasquet como un tenista acomplejado frente al español. No se tiene fe, no cree en la victoria, mide los encuentros con el mallorquín como un camino irremisible hacia la derrota. Como tantos tenistas con revés a una mano, excepción hecha de Federer, sabe que la condena ha sido impuesta antes del inicio del encuentro, que con un solo brazo como escudo frente a los derechazos del zurdo no hay otro destino posible que el de acudir al vestuario agachando la cabeza.

Así, Nadal, que llegó a poner más de un 90% de los servicios de su contrario en juego, mantiene vivo su asombroso 2013. En su primer torneo ATP en pista dura bajo techo desde 2011, ya está en semifinales, lo que asegura un español en el partido decisivo, porque el mallorquín se cruzará con David Ferrer (no antes de las 17.00, en Teledeporte), que remontó 4-6, 7-5 y 6-3 en cuartos al checo Tomas Berdych. Como número uno del mundo que es, de Nadal se espera siempre lo máximo, la lucha por el título y nada menos. En cualquier caso, su temporada es digna de estudio: tras volver en febrero de siete meses de baja por lesión, suma 10 títulos, tres finales, dos semifinales (incluida la parisina) y una primera ronda (Wimbledon, frente a Darcis). Simplemente tremendo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información