Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cristiano está en apuros

Portugal solo empata ante Israel (1-1), apunta a la repesca y su estrella clama: “No quiero jugar contra Francia, puede haber muchos intereses alrededor”

Bélgica, tras 12 años, Alemania y Suiza, clasificadas

Portugal pelea un balón con Ueinii. Ampliar foto
Portugal pelea un balón con Ueinii. EFE

“Teóricamente la selección más fuerte es Francia. Puede haber muchos intereses alrededor de ese partido, por eso lo descarto completamente. Si hay una selección con la que no quiero jugar es ante Francia por varios motivos”. Así se expresó Cristiano Ronaldo después de que Portugal solo empatara ante Israel (1-1) en Lisboa, un resultado que supone que Rusia dependa de sí misma para ser primera de grupos (le vale un empate ante Azerbaiyán) y que el conjunto luso se vea enfilado a disputar la repesca en noviembre. Puede que ante Francia, el rival que no desea CR. El delantero, y el también madridista Pepe, no jugarán el último partido de la fase de grupos, ante Luxemburgo, por acumulación de amonestaciones. Cristiano admitió no estar “contento” con su partido —“podía haber hecho más, pero no tenía espacio”—, y aseguró que a Portugal “le falta madurez”.

Preocupación en Portugal y fiesta en Bélgica. Los 2.500 aficionados belgas que se desplazaron a Zagreb festejaron la victoria ante Croacia por 1-2 y el regreso de su selección a un Mundial 12 años después de su última participación. En aquella cita de Corea y Japón aún jugaba Marc Wilmots, el seleccionador que ha devuelto a los Diablos Rojos a la primera escena del fútbol mundial con el billete para Brasil 2014. A Bélgica le bastaba un punto ante Croacia, pero cerró su clasificación con un golpe de autoridad comandado por Lukaku. El delantero del Chelsea cedido al Everton hizo los dos tantos de una selección que no perdonó los errores de los croatas.

Lukaku y sus compañeros de Bélgica celebran el pase. ampliar foto
Lukaku y sus compañeros de Bélgica celebran el pase. REUTERS

Alemania también certificó su clasificación con una victoria cómoda ante la República de Irlanda (3-0). Como a los belgas, un punto les era suficiente a los futbolistas de Joachim Löw, pero se deshicieron de los irlandeses con comodidad. El madridista Khedira abrió el marcador a los 10 minutos con un disparo desde la frontal del área que entró tras pegar en un defensa. Schürrle hizo el segundo tanto y Özil cerró el marcador. Suiza, con su victoria en Albania (1-2) con goles de Shaqiri y Lang, se confirmó como la tercera selección de la noche que se aseguró su pase a Brasil.

Inglaterra sufre para ganar a Montenegro y se la juega en casa ante Polonia en la última jornada

En Wembley, durante muchos minutos sobrevoló el fantasma de un pinchazo de Inglaterra ante Montenegro (4-1). Un empate, con la victoria de Ucrania ante Polonia, prácticamente condenaba a los de Roy Hodgson a pelear por la repesca en la última jornada. Fue Wayne Rooney nada más comenzar el segundo tiempo el que alivió a los preocupados hinchas ingleses. Un gol en propia puerta de Boskovic parecía dar la tranquilidad definitiva. Sin embargo, los montenegrinos volvieron a sembrar la incertidumbre en Wembley con un tanto de Damjanovic. Townsend y Sturridge se encargaron de devolver la tranquilidad a los pross, que en la última jornada reciben a Polonia, a la que deben ganar para asegurar la clasificación.

Francia venció a Australia (6-0) en el amistoso en París. Benzema, que fue suplente, hizo el sexto tanto de los galos y acabó con su racha de 1.223 minutos sin marcar con su selección.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información