Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Mundial de motoclicismo 2013

Rins, como Pedro por su casa

Natural de Valdealgorfa, un pequeño pueblo a 16 kilómetros del circuito, el joven Álex gana su quinta carrera y deja el Mundial en un puño

Rins rueda por delante de Viñales y Márquez. Ampliar foto
Rins rueda por delante de Viñales y Márquez. AP

Es un barcelonés más. Pero su pueblo, Valdealgorfa, donde ha pasado todos los veranos de su vida, donde residen los abuelos, donde también se crió papá, es el que le ve vestirse con el traje regional aragonés durante las fiestas, que se celebran en el mes de septiembre. Allí estuvo hace solo unos días. Y allí ha vuelto este fin de semana, para estar con los suyos, para contarles cómo pensaba ganar su primera carrera en Alcañiz, que está a solo 16 kilómetros de distancia. Dio buena muestra de cuáles eran sus intenciones el sábado, durante la sesión de clasificación, cuando se sacó una vuelta imposible, casi tres segundos más rápida que la pole que había logrado Folger un año antes. Era una declaración de intenciones. Un aquí sí que no me la pegáis, esta vez, la victoria será mía. Aunque la pelea se alargue, como suele ocurrir en esta categoría, hasta la última vuelta. Y así fue.

Rins, de 17 años, el más joven de los tres pilotos españoles que pelean por llevarse el título de Moto3 firmó una duelo magnífico con Viñales del que salió vencedor, tal y como marcaba el guión. Desde su privilegiada posición en la parrilla de salida se lanzó a por la primera sucesión de curvas, ahora a la izquierda, ahora a la derecha, y otra vez derecha, para deslizarse con suavidad por los toboganes de Alcañiz. Su ritmo era endiablado. Pero en ningún momento pudo desprenderse de Maverick Viñales, rival en la pista y en la clasificación. Le persiguió sin descanso el de Roses, le adelantó en la contrarecta, le guió desde la primera posición desde la sexta hasta la última vuelta y perdió en el último y ya fatídico último giro –no gana Viñales desde que los hizo en Le Mans, la cuarta carrera del año–, en esa misma contrarecta en la que él le había tomado la delantera poco antes.

CLASIFICACIONES

CARRERA:

1. Alex Rins (ESP/KTM) 40:04.214 a 152,0 km/h.
2. Maverick Viñales (ESP/KTM) a 0.426
3. Alex Márquez (ESP/Estrella Galicia 0'0 KTM)a 12.377
4. Luis Salom (ESP/KTM) a 16.416
5. Miguel Oliveira (POR/Mahindra) a 16.496

MUNDIAL:

1. Luis Salom (ESP) 259 puntos
2. Alex Rins (ESP) 250
3. Maverick Viñales (ESP) 247
4. Alex Márquez (ESP) 149
5. Jonas Folger (GER) 129

Por aquel entonces hacía ya unos pocos giros que la batalla por el primer escalón del podio se había reducido a una lucha entre solo dos pilotos, pues Àlex Márquez, que había tenido problemas con el tren delantero desde el inicio de la prueba y que a duras penas les seguía la pista a los líderes, acusó una drástica bajada del rendimiento de sus neumáticos a falta de seis vueltas: en dos giros perdió 2,4 segundos y terminó por conformarse con el tercer escalón del podio, a sabiendas de que nadie le seguía de cerca.

Así que llegaron a los compases finales de la carrera Viñales y Rins separados por una décima de segundo como mayor distancia entre uno y otro, a veces eran apenas siete y ocho milésimas lo que separaba su paso por meta. Era tanta la igualdad que hicieron la última vuelta calcando sus cronos: 1m, 59'987s. Pero Rins aprovechó el rebufo de Viñales y le tomó el interior en la primera curva para colocarse en cabeza; y al llegar a la contrarecta, esa que precede a la última curva antes de asomar por la recta de meta, Viñales empezó a alejarse sin remedio –“He tenido un problema con la tercera marcha”, explicaría después”– y no pudo hacer nada para evitar una victoria que parecía escrita y firmada de antemano. “Sabía que si Maverick hacía la última vuelta primero, me ganaría, porque salía mejor de la última curva”, declaró Rins al bajarse de la moto.

Su triunfo, dado el mal rendimiento de Luis Salom, el tercero en discordia en la lucha por el campeonato, que ha vuelto a quedarse fuera del podio por segunda vez de manera consecutiva después de un fin de semana desastroso y una carrera más que discreta, deja el Mundial en un puño. Salom sigue siendo el líder del Mundial, pero apenas tiene nueve puntos de ventaja respecto a Rins y 12 respecto a Viñales, que aunque solo suma dos victorias es el único que cuenta como peor resultado un cuarto puesto, el resto son todo podios.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información