Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Hemos bajado los brazos”

Los jugadores españoles se muestran preocupados por no saber “cerrar” los partidos con final ajustado, pero acogen el cruce ante Serbia con “ganas y optimismo”

Rudy intenta tirar a canasta en el partido contra Italia.
Rudy intenta tirar a canasta en el partido contra Italia. AFP

La victoria de Croacia sobre Grecia descomprimió la previa del partido Italia-España, pero con el paso de los minutos el encuentro entró en ebullición y, en el tercer final apretado para los de Orenga, llegó la tercera derrota. “A la cuarta será la vencida”, respondió el seleccionador español sin ánimo de extenderse en explicaciones. Solo Alemania en el Eurobasket de 1993, en el que ejercía como anfitrión, fue capaz de conquistar el torneo después de sufrir tres derrotas.

Como ante Eslovenia y ante Grecia, el avance del cronómetro derritió a España. De nada sirvieron los 32 puntos y 10 rebotes de un agigantado Marc Gasol. “Juega y hace jugar. Ante Italia necesitábamos volcar el juego por dentro, le hemos buscado y le hemos encontrado”, presumió el seleccionador. “Bajamos los brazos de forma inexplicable en los últimos cinco minutos y tenemos que hablarlo porque no es la primera vez que nos ocurre”, indicó Marc sin tiempo para recrearse en sus números. Como le pasó a su hermano Pau en otra actuación de hemeroteca, con 36 puntos ante Lituania en la final del Europeo de 2003, el partido cayó del lado rival. Precisamente a Lituania esquivo la selección española con la derrota. Espera Serbia en cuartos.

“Durante tres cuartos y medio hemos jugado un baloncesto de altísimo nivel, pero nos sobraron los cinco últimos minutos”, dijo Orenga

Después de llegar a vencer por 15 puntos de ventaja (45-60, a 8m 21s para el final) llegó “otro bajón”, como lo definieron todos los jugadores que se paraban ante los medios. “Puede ser una mezcla de varios factores, el cansancio, un cambio de defensa, una rotación puntual…Lo cierto es que teníamos el partido controlado y hemos fallado tiros fáciles que les han permitido crecer al final”, retomó Orenga en su resumen del partido. “Durante tres cuartos y medio hemos jugado un baloncesto de altísimo nivel, con una gran defensa, con un buen ataque y con un Marc Gasol espectacular. Pero nos sobraron los cinco últimos minutos de partido donde nuestro nivel defensivo bajó y su acierto se disparó”, prosiguió.

España encajó 41 puntos en los últimos 15 minutos del partido, mientras que en los 30 anteriores Italia había sumado 45. “Son demasiados”, concluyó Orenga que fue cuestionado sobre la decisión de retirar la defensa en zona que durante un buen tramo del partido le dio resultado. “La hemos quitado porque llevábamos mucho tiempo con ella y estaban comenzando a atacarla bien. La tenemos como un recurso”. “Hemos defendido bien y hemos estado fluidos durante gran parte del encuentro, pero no conseguimos rematar los partidos. Habrá que ver los fallos. No nos vamos con buenas sensaciones”, contó Sergio Rodríguez mientras se atusaba la barba con gesto de preocupación. El Chacho firmó 18 puntos y 6 asistencias en uno de sus mejores partidos como internacional, pero terminó contrariado. “Fallé dos tiros libres clave, nos empataron y en la prórroga han sido superiores. Me encontrado bien, pero los dos tiros libres esos…”, repetía una y otra vez. “Hemos vivido una derrota casi increíble. Teníamos el partido muy controlado, pero nos hemos dejado coger por Italia. Los últimos minutos ha habido jugadas extrañas y yo he ido a por un balón y he notado cómo me hacían una zancadilla”, explicó Rudy incidiendo en la jugada polémica que dio paso al empate de Italia. “Nos presionamos nosotros mismos y nos hemos acomodado en defensa al final. Pero bueno estamos con ganas y optimismo para cuartos”, cerró el alero del Madrid.

“Nos presionamos nosotros mismos y nos hemos acomodado en defensa al final. Pero estamos con ganas”, afirmó Rudy

“Nos falta algo para rematar. Podemos hacerlo mejor seguro”, dijo Ricky. “Serbia ha quedado primera en el otro grupo y por algo será. Son gente joven y con ganas de conseguir algo importante. Será un partido a vida o muerte”. "Son partidos totalmente diferentes al resto. Son los que nos gustan jugar", apuntó Calderón.

“Llegados a este punto, Serbia, Lituania, Francia…son rivales de muchísima calidad y nos era indiferente el cruce”, indicó Orenga ante las preguntas sobre si Serbia se ajustaba más a las condiciones y preferencias de su equipo. “Será un partido bonito de jugar, bonito de ver y espero que bonito de ganar”, anticipó Orenga de cara al cruce de cuartos que, en principio y si la organización no lo modifica, se disputará el miércoles a las 17.30.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información