Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Los Ferrari tienen que pasar por el taller”

El brasileño resta importancia a los problemas físicos de Messi y celebra que el equipo haya recuperado la presión, "lo que nos diferenciaba"

Dani Alves, en rueda de prensa. EFE

Después del episodio del Calderón, en el que Messi fue relevado en el descanso, Dani Alves comentó en rueda de prensa que no hay razón para alarmarse por las molestias de su compañero, que podría perderse el partido contra el Málaga del domingo y es duda para la vuelta de la Supercopa por una contusión. "Seguro que estará preocupado porque quiere jugar siempre, pero no hay que dar las alarmas. A veces los Ferrari tienen que pasar por el taller, Messi se está puliendo un poco para volver mejor", expuso el lateral brasileño; "no se sintió cómodo y antes de que fuera más grave decidió no seguir".

Una noche más dulce tuvo su compatriota y amigo Neymar, autor del valioso gol del empate ante el Atlético pese a arrancar el duelo desde el banquillo y que el Tata Martino quiera ir dosificando su incorporación al equipo titular. "Sabe la exigencia que hay, está feliz en el Barcelona, la integración con el grupo es lo mejor que podía haber y está trabajando bien, aprovechando el tiempo que le está dando el míster. Cuando le de más tiempo más irá respondiendo porque va a aportar muchísimo".

En este sentido, Alves puntualizó: "Una de las características del Barcelona es que no hay titulares. Unos juegan más y otros menos, hay partidos para todos y quien da respuestas positivas al entrenador va jugando más. En el momento que Neymar viene al Barcelona está preparado, está feliz y su rendimiento crece". El atacante, fichado procedente del Santos a cambio de 57 millones de euros, ha sido suplente en los dos partidos oficiales disputados.

Por otro lado, certificó que el nuevo técnico, Tata Martino, tiene entre ceja y ceja recuperar al mejor Barça. "Tenemos un entrenador que aprieta mucho e insiste en recuperar lo que nos diferenciaba. La diferencia que teníamos es que corríamos más y presionábamos más que los rivales, en cuanto lo dejamos de hacer nos igualaron. Si lo recuperamos estoy seguro que tendremos muchas más alegrías", certificó, a la vez que solicitó más prudencia: "Es más por la gente. Cuando ganas un partido con una diferencia considerable se piensa que somos la rehostia. Hay rivales muy bien trabajados, como el Atlético, que usan armas permitidas como no regar el césped más allá de la presión, pero apenas nos crearon ocasiones. Hemos merecido más en ese partido por las ocasiones, sobre todo en la segunda parte".

Alves, consolidado en el carril derecho de la selección brasileña y ante los compromisos internacionales que se avecinan, dijo estar ahora concentrado al cien por cien con su equipo. "Quien nos da de comer es el Barcelona. La selección es un honor y con mucha honra vamos a defender a nuestro país, pero nuestro empleo es el Barcelona y tienes que jugar como si no hubiera Mundial. Todo pasa por el ahora, no por el futuro, y hay que vivir el presente", zanjó.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información