SERGUÉI BUBKA | Vicepresidente de la IAAF y candidato a la presidencia del COI

“Los boicots son dolorosos, ¿a quién castigamos por la ley antigay rusa?”

El exatleta, candidato a presidir el COI, hace balance de los mundiales de Moscú y analiza las repercusiones en el deporte de las últimas medidas de Putin

Serguéi Bubka, candidato a presidir el COI.
Serguéi Bubka, candidato a presidir el COI. FABRICE COFFRINI (AFP)

En el imponente Hotel Ucrania, emplazado en uno de los siete rascacielos gemelos que Stalin construyó en Moscú en los años 50, Serguéi Bubka ocupa durante el Mundial de atletismo una imponente oficina. Bubka, de 49 años, es uno de los atletas más grandes de la historia, campeón olímpico en Seúl 88 y seis veces campeón mundial. Desde hace casi 30 años es plusmarquista mundial de salto con pértiga; desde hace ocho, presidente del Comité Olímpico Ucranio; desde hace dos, vicepresidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), y desde hace unas semanas, candidato para suceder a Jacques Rogge como presidente del Comité Olímpico Internacional (COI) en las elecciones del 10 de septiembre en Buenos Aires.

Pregunta. ¿Cuál es su impresión de los Mundiales de Moscú?

Respuesta. Creo que ha sido un campeonato muy bueno, muy bien organizado. Ha habido buenos resultados, buenas actuaciones, y creo que todo el mundo está muy contento. Buen público, que apoya mucho a los atletas; la hospitalidad, los alojamientos... No cabe duda de que es muy bueno.

¿Madrid 2020? Hay tres candidaturas excelentes y en el COI hay mucha experiencia

P. ¿Está contento con el público? Quizás, el estadio ha dado la impresión de estar un poco vacío, en comparación con Londres, por ejemplo.

R. Mire, el estadio tiene capacidad para 80.000 personas y todos los días hemos tenido un público de aproximadamente 50.000 personas, que me parece fantástico. Se han repartido por todo el estadio y puede que esto esté creando la impresión equivocada.

P. ¿Quién ha sido, en su opinión, la principal estrella del Mundial?

R. Yo diría que hemos visto muchos resultados, muy buenos resultados. Hemos visto resultados fantásticos de Usain Bolt, de Isinbayeva, de Bondarenko, 2,41 metros...

P. ¿No cree que, puesto que Usain Bolt es una estrella tan grande, ha podido eclipsar a todos estos atletas que han tenido tan buenos resultados?

R. No, creo que el atletismo es siempre el deporte olímpico número uno, es un gran deporte, enorme.

P. ¿No cree usted que, en todos los Campeonato Mundiales de Atletismo o en todos los Juegos Olímpicos, la gente espera récords mundiales?

R. Estos son resultados excepcionales, unos resultados únicos, cuando no hay nadie en el mundo que obtenga estos resultados. En un campeonato o en unos Juegos se necesita ganar y tienes la atmósfera de la competición. Es una batalla dura, el deporte. Lo más importante es ser el campeón, ser el ganador, y no se pueden ver récords todos los días. Incluso en mi carrera, conseguí muchos récords, pero muchos días que estaba en excelente forma, no los conseguí.

P. Pero hay muchos récords que se remontan a la década de los noventa, muchos récords de Alemania del Este que parece que es imposible batirlos.

R. ¿Por qué no van a poder…?

Parte de mi programa es ayudar a las mujeres; en el Comité de Ucrania son el 60%

P. Ya han pasado 20 años…

R. No, porque siempre hay personalidades que destacan sobre los demás, los grandes atletas. No todos los días surge alguien único. No todos los días puedes encontrar a un Usain Bolt. Yo también empecé a mejorar mi récord desde 5,81 metros y acabé con 6,15. Siempre es muy difícil. Si se fijan en el pasado, el récord de Bob Beamon duró 23 años, y después lo rompió Mike Powell en 1991. Ya han pasado 22 años, porque es un logro histórico, único.

P. ¿Cree que la lucha contra el dopaje ha tenido alguna influencia en el descenso de los récords, en el nivel de los resultados?

R. El problema del dopaje existe porque, en la sociedad humana, los hay que respetan las normas y otros que rompen las normas. El deporte es parte de la de sociedad humana. En este caso, sabemos que es uno de los peligros y uno de los mayores problemas. Es una batalla que se inició en la década de los sesenta y seguimos luchando y seguimos reforzando nuestra posición en la batalla contra el doping. No es agradable ver casos de positivos, pero en cierto modo, esto es una señal de que el sistema se está volviendo más fuerte y de que estamos teniendo éxito. Y seguiremos haciéndolo. Creo que se necesitan castigos más duros, no solo para los atletas, sino también para el entorno de los atletas. Tienen que responder de sus actos.

P. Como exatleta, ¿entiende usted a los que son débiles y que usan sustancias para mejorar su rendimiento o para ganar?

R. No lo entiendo. ¿Cómo puedo entenderlo? Tengo la experiencia de mi carrera. Sé lo mucho que se tiene que trabajar y, por supuesto, nunca lo entenderé. Y hoy en día, desde esta posición, estamos invirtiendo mucho dinero para luchar contra ello y proteger a los atletas que están limpios.

P. ¿Qué le parece la candidatura de Madrid para albergar los Juegos Olímpicos de 2020?

R. Creo que tenemos tres ciudades excelentes. Es muy bueno tener tres ciudades. La decisión se tomará el 7 de septiembre. Los miembros del COI tienen mucha experiencia. Ya hemos visto algunas presentaciones. Les deseo mucha suerte y todo lo mejor.

P. Estos días, en los pasillos del Ucrania, donde está toda la IAAF, se hablará más de candidatos, o de su propia candidatura a la presidencia del COI…

R. Creo que esta es una decisión muy importante para los movimientos deportivos. Y los miembros del COI tendrán que tomar en consideración todos estos puntos importantes. Porque es importante cuál será la ciudad que albergará los Juegos en 2020, y quién será el próximo presidente es importante también, por supuesto.

Nuestra Carta expresa la visión clara de que servimos al mundo, y le servimos por igual, independientemente de la religión, el sexo, el idioma o cualquier otra cosa

P. Para usted es importante ser el próximo presidente...

R. Lo hago lo mejor que puedo porque estoy muy contento de poder devolver algo al deporte, es mi vida.

P. Si fuera presidente del COI, ¿cree que la libertad en el país, la democracia, son temas importantes a la hora de decidir las sedes olímpicas?

R. Tenemos nuestra biblia, la Carta Olímpica, y la Carta Olímpica no deja lugar a dudas: no puede haber ninguna discriminación. Nuestra Carta expresa la visión clara de que servimos al mundo, y le servimos por igual, independientemente de la religión, el sexo, el idioma o cualquier otra cosa.

P. ¿Cree que esta polémica sobre un posible boicot a los Juegos de Sochi por la ley antigay de Putin es una polémica artificial? Porque cada vez que los Juegos se celebran en un país que tiene un estilo de vida diferente…

R. Hablamos de este tema en la junta ejecutiva. Y el presidente Rogge se puso en contacto con el Gobierno ruso porque no recibimos suficiente información. Pero las autoridades rusas nos informaron claramente y nos dijeron que no habría problemas para los atletas, los funcionarios o los espectadores. Esto es muy importante, porque los Juegos son el mejor espectáculo deportivo del planeta, crean una atmósfera increíble y fantástica. Acuden los mejores atletas. Y cuando oigo a alguien empezar a hablar de boicot, ¿a quién castigamos? A mí me castigaron en 1984, en Los Ángeles, y perdí esos Juegos a pesar de que estaba en excelente forma, y soñaba con la victoria. ¿Y cuántos atletas hay que no ganaron nunca? Les robaron sus sueños. No lo quiero. Pienso invertir toda mi energía y mi ayuda en no repetir nunca el mismo error. Para mí fue muy doloroso perderme los Juegos de 1984.

P. ¿Por qué es tan difícil que una mujer llegue a presidir el COI?

R. Tenemos miembros excelentes que son mujeres y es una decisión que compete a las mujeres miembro. Siempre ha sido parte de mi programa el apoyar a las mujeres, darles la oportunidad de dedicarse al deporte, de competir y también de asumir cargos de responsabilidad. Organizamos muchas actividades para promover a la mujer en el deporte y seguiré apoyándolas. En el comité de Ucrania el 60% de la plantilla son mujeres y la responsable de mi oficina es una mujer. Y tenemos comisiones que están presididas por una mujer.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS