Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos atletas de élite, entre los detenidos en una operación antidopaje en Guadalajara

Ricardo Serrano, campeón de España de 10.000 metros en 2011, y Álvaro Lozano, acusados de traficar con productos procedentes de China

Ricardo Serrano, durante una prueba de atletismo.
Ricardo Serrano, durante una prueba de atletismo.

El diario ‘la Crónica de Guadalajara’ informaba en su edición de ayer de una operación contra el tráfico de sustancias dopantes llevada a cabo por la Guardia Civil alcarreña. En ella se incautaron de gran cantidad de los productos habituales, esteroides anabolizantes, EPO y hormona de crecimiento, sobre todos, que el principal acusado, con residencia en Alovera, recibía de China y distribuía entre deportistas profesionales y aficionados y en gimnasios de Madrid y Guadalajara.

La Guardia Civil de la Comandancia de Guadalajara ha detenido a cuatro personas, en el marco de la operación 'GYM-SIN', como presuntas autoras de un delito contra la salud pública cometido al haber traficado con sustancias dopantes procedentes de China. Ha sido incautada gran cantidad de esteroides anabolizantes y hormonas de crecimiento en tres registros domiciliarios practicados en las localidades de Alovera, Guadalajara y Madrid. Lo que no es tan habitual, y hace diferente a la operación, es el que entre los cuatro detenidos figuren dos atletas de alto nivel, Ricardo Serrano, de 33 años y campeón de España de 10.000 metros en 2011, y Álvaro Lozano, de 26, cuyo hermano gemelo, Alberto corrió recientemente los 5.000 metros del mitin de Huelva en unos magníficos 13m 23,25s.

En el transcurso de la operación se registró el domicilio de los detenidos, donde se hallaron las sustancias incautadas

Según la información de la Guardia Civil recogida en el diario alcarreño, que solo ofrecía las iniciales de los detenidos cuya identidad confirmaron a este diario fuentes policiales, Serrano realizaba pedidos periódicos de sustancias dopantes a China y luego se encargaba de distribuirlas. En el transcurso de la operación, bautizada ‘Gym-Sin’, se registró el domicilio de los detenidos, donde se hallaron las sustancias incautadas.

En círculos del atletismo no ha extrañado la presunta implicación de Serrano, un atleta que justo fue operado la semana pasada y que había dado el salto al maratón, ya que siempre ha mantenido un alto nivel de vida –un chalet en Alovera, un Porsche…-- no acorde con sus ingresos. Más ha sorprendido la supuesta participación de Álvaro Lozano, ingeniero industrial, en la trama de venta y distribución de sustancias dopantes.

Tras declarar, los detenidos fueron puestos en libertad por el Juzgado de Guadalajara que instruye la causa.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.