Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Almería vuelve a Primera

El equipo de Javi Gracia golea al Girona (3-0) y regresa a la élite dos años después para sumar cinco equipos andaluces en la máxima categoría

Los jugadores del Almería celebran el primer gol Ampliar foto
Los jugadores del Almería celebran el primer gol EFE

El Almería certificó su regreso a Primera con un gran triunfo ante el Girona (3-0), al que se impuso en la final por el ascenso por un global de 4-0. A Javi Gracia le va bien en Andalucía. Este pamplonés de 43 años ha firmado el segundo ascenso a Primera de la historia de la Unión Deportiva Almería. También el segundo de su carrera como entrenador en Andalucía después del logrado con el Cádiz en 2009, al que devolvió a Segunda División. A Alfonso García, presidente del club andaluz, le ha salido perfecta su apuesta por un hombre de mucho trabajo y pocas palabras, muy discreto, el primer entrenador que el Almería mantiene durante una temporada entera después de la magnífica etapa de Unai Emery en el banquillo andaluz. Emery logró un histórico ascenso en 2007 y luego mantuvo al equipo en Primera en una gran octava posición.

ALMERÍA, 3 - GIRONA, 0

Almería: Esteban; Gunino, Pellerano, Trujillo, Christian; Verza, Corona (Rubén, m. 83); Aleix Vidal, Soriano (Mejía, m. 79), Falqué (Calvo, m. 76); y Charles. No utilizados: Diego; Pallardó, Rafita y Jonathan.

Girona: Becerra; José (Juanlu, m. 46), Chus Herrero, Moisés Hurtado, David Garcia (Juncá, m. 76); Tébar, Luso; Felipe Sanchón, Eloi, Toni Moral (Jandro, m. 46); y Acuña. No utilizados: Dani Mallo; Txiki, Ion Vélez y Bordas.

Gol: 1-0. M. 17. Aleix Vidal. 2-0. M. 52. Charles. 3-0. M. 70. Charles.

Árbitro: Jaime Latre. Amonestó a Acuña, Soriano, Charles, Herrero, Christian y Rubén.

15.223 espectadores en el Juegos del Mediterráneo. Lleno.

El Almería regresa a la élite gracias al trabajo de Gracia y una plantilla que mezcla a la perfección veteranía y juventud, en la que despuntó un delantero de la talla de Charles (máximo goleador de la categoría con 32 goles). Con el Almería, serán cinco los representantes de Andalucía en la máxima categoría, algo que no se daba desde 2008, cuando militaban en Primera Sevilla, Málaga, Almería, Betis y Recreativo. Tras quedar tercero en la Liga y perder el ascenso directo en la última jornada contra el Villarreal, el Almería ha superado a Las Palmas, con gran sufrimiento, y al Girona en las eliminatorias por el ascenso para volver a Primera.

Alfonso García había mostrado poca paciencia con sus entrenadores desde la marcha de Emery al Valencia. Esta tendencia se plasmó a la perfección la pasada campaña, cuando destituyó a Lucas Alcaraz con el equipo quinto clasificado en el tramo final de Liga. Esteban Vigo, su sustituto, no logró meter al Almería en las eliminatorias por el ascenso. Alfonso García se ha contenido este año, sobre todo después de que el Almería se atascara con una racha de tres partidos sin ganar ante Mirandés, Numancia y Murcia que alejaron a su equipo de la segunda plaza. La respuesta del grupo fue formidable, enlazando seis triunfos consecutivos que no pudieron ser completados con la victoria en Villarreal. Quedaba el consuelo de las eliminatorias de ascenso, donde siempre partió con el factor campo a favor.

La gran temporada del delantero Charles ha sido una de las claves del ascenso

El Almería se mueve esencialmente gracias al impulso de su presidente y la acción de Alberto Benito, su director deportivo, pero trabaja bien como entidad. Así encajó el descenso de 2011 sin despeñarse en el abismo, algo que le ha ocurrido a otros equipos con un pasado reciente en Primera División, como por ejemplo el Racing. El club mantiene una buena estructura de cantera, como lo demuestra el hecho de que el filial se ha movido por la zona alta del grupo IV de Segunda División B, y supo rehacer el equipo este verano sin realizar grandes inversiones que desequilibraran el presupuesto. Los rectores decidieron mantener en el primer equipo con respecto a la pasada campaña a un grupo de jugadores veteranos que han conformado la base del grupo: son los casos de Esteban, Verza, Soriano y Corona. El segundo gran acierto fue el fichaje del delantero Charles. El atacante llegó del Córdoba y se ha marcado una temporada fantástica.

Junto a su experimentada columna vertebral y los goles de Charles, despuntaron también futbolistas como los laterales Cristian Fernández y el uruguayo Gonino, así como los extremos Aleix Vidal y Falqué. Este último llegó en el mercado invernal junto a Rubén Suárez, el veterano extremo que jugara en el Levante entre otros y que probó fortuna sin éxito en el fútbol chino. Zongo y Chumbi, procedentes del filial, también ofrecieron minutos de calidad.

El Almería comenzó la competición como un tiro, siendo el único equipo capaz de mantener, aunque a cierta distancia, el intratable ritmo del líder Elche. Con solo dos derrotas en los 10 primeros encuentros, el Almería se hizo con la segunda plaza mientras rivales directos, como el Villarreal, no acababan de encontrar su camino. La primera crisis de la temporada llegó en el mes de diciembre, cuando el equipo andaluz encadenó una racha de tres partidos perdidos. Lugo, Elche y Alcorcón derrotaron al Almería y el conjunto andaluz perdió la segunda plaza en beneficio del Girona. El descanso invernal le sirvió al equipo andaluz para reforzarse con la llegada de Rubén Suárez, Iago Falqué y Pallardó, mientras que dos hombres en teoría destinados a marcar diferencias, Ulloa y Casquero, abandonaban la entidad.

Los veteranos Esteban, Corona, Verza y Soriano han sostenido al Almería con su experiencia y calidad

En el primer partido del año, el Almería se imponía al Girona y daba comienzo a una racha excelente, con solo una derrota, frente al Castilla, en nueve partidos. El 3 de marzo, un triunfo en casa del Hércules (0-2) colocaba al Almería en la segunda plaza. Justo tras esa victoria llegó el momento más comprometido del curso. El grupo de Gracia entró en barrena y cosechó tres derrotas consecutivas ante Las Palmas, Córdoba y Sporting que comprometieron mucho el objetivo del ascenso. Reaccionaron los almerienses con dos triunfos contra Huesca y Recreativo, pero el equipo había perdido su ímpetu. Cayó en el feudo del Mirandés, empató en casa con el Numancia y perdió en Murcia.

Tras esa derrota, un buen número de consejeros le pidió al presidente la cabeza de Gracia. Alfonso García lo aguantó en el banquillo. El Almería se conjuró en busca del ascenso directo desde la quinta plaza. Cayeron el Racing, Lugo y tres rivales directos como Elche, Alcorcón y Girona. La derrota en Villarreal abrió la vía secundaria del ascenso.

El resumen del partido