Jesé y Deulofeu, dos balas

La velocidad de ambos, con dos goles cada uno, destroza a Estados Unidos

Deulofeu celebra con Jesé uno de los goles
Deulofeu celebra con Jesé uno de los goles OZAN KOSE (AFP)

En línea recta, con dos balas como Jesé y Deulofeu, España liquidó a Estados Unidos en su debut en el Mundial sub-20. Es extraño ver a una selección española replegada, si presionar arriba y sin mandar en la posesión de la pelota. Los patrones de juego suelen acostumbrar la vista y las expectativas de lo que se espera contemplar. Fue España un equipo poderoso a la carrera y a la espalda de la ingenua defensa estadounidense. Todos los goles fueron gestados en pocos toques, pero siempre al espacio. Y ahí Deulofeu y Jesé hicieron estragos.

No, no se vio a una España de toque abundante pese a que de primeras Julen Lopetegui colocó a Suso de nueve mentiroso. Esa declaración de intenciones duró poco. Puede que por los nervios del debut, por la superioridad física de Estados Unidos y porque en este escalón las imperfecciones en los conceptos son más comunes, lo que se vio fue a una selección española imprecisa en el pase y muy vertical, probablemente condicionada por esos dos cohetes que tiene arriba. Cinco minutos tardaron en conectar y en hacer el primer gol. Manquillo le mandó una pelota larga a Deulofeu, que a la carrera es un potro desbocado. Ganada la línea de fondo y controlada la pelota, el extremo azulgrana se paró, levantó la cabeza y le puso un caramelo a Jesé para que cruzara el balón a un toque. No templó el tanto a España, que vio como Estados Unidos le generó un par de ocasiones claras. Nunca se sintió cómoda con el balón y no pudo desplegar ese juego asociativo que ahora siempre se espera de cualquier selección española. No pudo gobernar Óliver Torres, que dejó detalles, pero no fue la correa de transmisión continua que se le demanda. Tan claro vio Lopetegui que el mando no iba a ser de sus futbolistas que rectificó y sacó a Suso de la punta y su lugar lo ocupó Jesé.

ESPAÑA, 4 - EEUU, 1

Estados Unidos: Cropper; Yedlin, Stanko, Javan Torre, Ocegueda; Trapp, Héctor Joya, Daniel García (Cuevas, m. 56), Gil; Villarreal (López, m. 72) y Hernández (Rodríguez, m. 46). No utilizados: Mcintosh, Steffen; Pineda,Miller y Sorto.

España: Sotres; Manquillo, Derick (Llorente, m. 74), Israel, Bernat; Saúl, Campaña (Rubén, m. 70); Deulofeu, Óliver, Suso; y Jesé (Alcácer, m. 76). No utilizados: Ortola, Yáñez; Gaya, Aketxe, Denis, Jairo y Otto.

Goles: 0-1. M. 5. Jesé. 0-2. M. 41. Deulofeu. 0-3. M. 43. Jesé. 0-4. M. 61. Deulofeu. 1-4. M. 77. Gil.

Árbitro: Bakary Gassama (Gambia). Amonestó a Manquillo, Ocegueda, Villarreal, Joya, López, Israel.

Unos 5.000 espectadores en el Ali Sami Yen de Estambul.

Fue mejor Estados Unidos en la primera parte, pero se fue al vestuario con tres goles en contra. No hay otra explicación que la calidad de Suso, Campaña, Óliver con espacios y esa punta de velocidad de los dos delanteros. El segundo tanto fue otra contra culminada por Deulofeu con una de las suertes que mejor maneja: una rosca cruzada con la derecha desde la medialuna. A la carrera también llegó el tercer gol con muy poco margen de diferencia. Se impuso Manquillo en una galopada imponente por la derecha, recortó y su centro atrás lo volvió a empujar Jesé llegando desde atrás. Sin dominar la pelota, España le hizo un roto a un rival que pagó muy cara su adelantada defensa.

No mejoró España sus prestaciones con el balón en el segundo tiempo, pero siguió agujereando a los estadounidenses con balones al espacio. Campaña divisó otro desmarque de Deulofeu, que sentó a Cropper antes de marcar a puerta vacía el cuarto tanto. De alguna manera, el cómo ganó España deja la incógnita de si esa capacidad de Jesé y Deulofeu para hacer daño en velocidad determinará el estilo con el que se maneje durante el torneo. Por más que insistió Lopetegui desde la banda en que sus futbolistas salieran desde atrás jugando, que mejoraran las circulaciones, pero las conexiones no fueron fluidas. Resolvió España con una verticalidad que es extraña, pero que fue muy eficaz. Nada que ver con el molde habitual, pero el fútbol también es llegar al área contraria en posición de hacer gol por el camino más corto. Y con Delofeu y Jesé un pase y un desmarque pueden ser suficientes.

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS