Fútbol gratis para niños y parados

El Levante dejará entrar sin pagar a los menores de 14 años con un familiar y el Villarreal regala los abonos a los desempleados desde el 20 de agosto de 2012

Caparrós, en el Ciutat de València, durante su presentación como técnico del Levante.
Caparrós, en el Ciutat de València, durante su presentación como técnico del Levante.Kai Försterling (EFE)

"El fútbol es para el aficionado. No hay nada peor que ver cemento en los estadios", dice Javi Vich, director de gestión y organización del Levante, que abre las puertas a los niños a partir de la temporada que viene. Entrarán gratis hasta los 14 años los niños acompañados por un familiar directo, un padre o un abuelo, presentando este el libro de familia para demostrarlo a la hora de sacarse el nuevo abono. Es una apuesta a largo plazo. Respecto al ejercicio pasado, el club perderá ahora unos 200.000 euros de 2.500 abonados de este perfil, una cantidad relevante para una entidad con un presupuesto de apenas 20 millones. Pero el Levante está convencido de recuperar esta inversión de otra manera, con nuevo abonados. "El presente y el futuro está en la cantera de posibles aficionados", añade el portavoz granota. Los niños tendrán el pase en la misma zona que sus familiares.

La Liga española, que  ha mantenido los pases más caros de Europa en los últimos años, parece reaccionar

"Por 110 euros, un padre o un abuelo puede ver todo el año al Levante y, además, ir acompañado por sus hijos o sus nietos", añade Vich. El Levante no tendrá problemas para ubicar a los niños cerca de sus familiares porque su estadio, el Ciutat de València, cuesta mucho de llenar. A pesar de que la hinchada ha crecido en los dos últimos años hasta los 16.000 socios, un récord, aprovechando los precios populares establecidos por el presidente, Quico Catalán, y el excelente rendimiento deportivo del equipo a manos del entrenador, Juan Ignacio Martínez (JIM), fichado por el Valladolid. El nuevo técnico granota, Joaquín Caparrós, ha pedido la continuidad en la plantilla de Juanfran, el lateral izquierdo, salpicado por la polémica acerca del supuesto amaño del Levante-Dépor (0-4) del pasado 13 de diciembre. Es el único de los cuatro implicados a quien el club todavía no le ha comunicado que debe buscarse una salida. El portero Munúa se ha marchado al Fiorentina, y a Ballesteros y Juanlu les ha instado a rescindir el contrato de un año con la sociedad granota. El extremo Juanlu quiere cobrar hasta el último euro. Ballesteros medita una oferta para seguir en la secretaría técnica. También a Barkero, el media punta que denunció a voz en grito el supuesto apaño en el descanso de aquel partido, el Levante le ha invitado a marcharse. 

El fútbol es para el aficionado. No hay nada peor que el cemento en los estadios

El fútbol español empieza a adoptar algunas medidas sociales que permitan a los aficionados acudir a los estadios en esta época de grave crisis económica. En los últimos años, la Liga española ha mantenido en sus estadios los precios más altos de Europa: cada entrada valía de media unos 50 euros, por encima de los 45 de Italia, los 35 de Inglaterra y los 30 de Alemania. Estas dos últimas Ligas han disfrutado de los mayores aforos. El Villarreal, que acaba de regresar a Primera, también trata de recuperar el calor de los aficionados más humildes. Para ello, invita a entrar con pases gratis a todas las personas que estén desempleadas desde el 20 de agosto de 2012. La media del abono para asistir al Madrigal será de 280 euros, la más barata de España, según informa Javier Pérez. La medida ha despertado una fiebre en El Madrigal, donde ha habido colas para sacarse los abonos en los últimos días. El Villarreal confía en alcanzar los 20.000 socios.

 

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS