Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rebote impulsa al Madrid

El juego interior del equipo de Laso, con 23 capturas más, es clave en la final ante el Barça, que puede decidirse este domingo en el Palau

Reyes y Tomic pelean por un rebote Ampliar foto
Reyes y Tomic pelean por un rebote

El cuarto capítulo puede ser el definitivo en la intrigante final de la Liga Endesa que dirimen el Barcelona Regal y el Real Madrid. El serial induce a los equipos a introducir ajustes en su juego. El que va por detrás —el Barcelona pierde por 2-1— suele ser el que más varía y el rebote ha sido su talón de Aquiles. Si el Madrid dispone, este domingo en el Palau (19.00, TVE-1 y E3), de su primera ocasión para conquistar su primer título en la Liga ACB desde 2007 —con Joan Plaza en el banquillo y tras sentenciar la final en el Palau (3-1)— se lo debe en buena medida a su superioridad en esa faceta. En los tres duelos de la final ha sumado 23 rebotes más que el Barcelona, 14 de ellos en ataque.

Así lo analiza Sada: “Nos están haciendo daño, sobre todo, no en la posición interior, sino en lo que se deriva de la posición interior: el rebote ofensivo, los problemas que tenemos cuando cambiamos... Debemos mejorar estas cosas y tener un poco más de intensidad”. Lo certificó Xavi Pascual nada más concluir el tercer encuentro (72-84): “Nos han pasado por encima en el rebote, en el poste bajo, en la intimidación”. Esos 23 rebotes se han traducido en otra de las claves. El Madrid ha lanzado 24 tiros más que su rival a lo largo de la serie, aparte de los tiros libres, especialidad en la que la igualdad es casi absoluta: 54 de 67 para el Madrid y 52 de 68 para el Barcelona.

La rotación de los pívots no ha dado el fruto apetecido por Pascual. Tomic no se ha mostrado lo sólido que estuvo durante la temporada. Lorbek mantiene su irregularidad y denotó problemas físicos tras el golpe en la cabeza que le obligó a estar hospitalizado una noche en Madrid. Wallace ha ido de menos a más, pero no ha podido con Reyes. Y Todorovic y Mavrokefalidis han ayudado pero en cuentagotas, además de que su estilo es muy diferente al del intimidador Jawai, el australiano que se lesionó en mayo y al que suplió el pívot griego. Igualmente, la baja de Mickeal ha tenido una notable incidencia en el déficit reboteador azulgrana.

El Madrid ha lanzado 24 tiros más que su rival a lo largo de la serie

El éxito del Madrid lo encabeza en la estadística un alero, Rudy Fernández (20 rebotes en los tres partidos), seguido por Felipe Reyes (15), Begic (12), Slaughter (11), Suárez y Mirotic (8). Los mejores en el Barça son Tomic (15), Wallace (12), Sada (11) y Lorbek (10). Es notable la diferencia entre los puntos aportados por los pívots del Madrid, 101, y los del Barcelona, 87. Felipe Reyes es el más efectivo con 37 puntos, seguido por Mirotic (33), Begic (21) y Slaughter (10). Pascual ha utilizado a cinco pívots: Tomic (24), Lorbek (21), Mavrokefalidis y Wallace (14) y Todorovic (4). En cambio, y al contrario de lo que sucedió a lo largo de la temporada, el Barça tiene mejores porcentajes en triples que el Madrid: 38,4% frente a 27,4%, con mención especial para Rudy Fernández, que ha fallado los 13 que ha lanzado.

La esperanza del Barça es repetir la remontada en la final del año pasado, ante el Madrid, aunque entonces tuvo el factor cancha a favor, o la que protagonizó este mismo año en la serie de cuartos de final de la Euroliga, en la que también perdía por 2-1, contra el Panathinaikos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información