Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
nba

El recital de los Spurs tritura a LeBron

Neal y Green propulsan a San Antonio con un récord de triples (16)

Es la tercera paliza más amplia en la historia de las finales (113-77)

LeBron, Andersen y Cole durante el partido.
LeBron, Andersen y Cole durante el partido. REUTERS

Un repaso en toda la regla, un desquite descomunal, un récord de triples y un fiasco para LeBron James. Todo eso y bastantes detalles demoledores más anudaron el tremebundo triunfo de los Spurs ante los Heat (113-77) en el tercer partido de la final de la NBA, que vuelve dominar el equipo de Texas por 2-1.

El juego de la escuadra de Miami, que barrió en el segundo partido (103-84), se fue resquebrajando a medida que LeBron James estrellaba sus tiros contra el aro, Chalmers, el héroe del segundo duelo, se sumía en el más absoluto desconcierto, Wade iba desapareciendo de escena y Miller se quedaba más solo que la una, tratando de mantener la nave a flote a base de triples.

Esos triples de Miller, con un fantástico 5 de 5, solo significaron pequeñas interrupciones en el recital de los Spurs, guiados por dos jugadores inspiradísimos, Danny Green y Gary Neal. 7 triples en sus 9 intentos anotó Green para un total de 27 puntos y 6 de 10, Neal para concluir con 24 puntos.

SAN ANTONIO, 113 - MIAMI, 77

San Antonio Spurs: Parker (6), Green (27), Leonard (14), Duncan (12), Splitter (8) –equipo inicial-; Ginóbili (7), Bonner (2), Joseph (2), Neal (24), McGrady (0), Mills (2) y Blair (9).

Miami Heat: Chalmers (0), Wade (16), LeBron James (15), Haslem (0), Bosh (12) –equipo inicial-; Miller (15), Andersen (2), Cole (8), Ray Allen (4), Battier (0), R. Lewis (0), Anthony (2) y Jones (3).

Parciales: 24-20, 26-24, 28-19 y 35-14.

ATT Center de San Antonio. 18.581 espectadores.

Los Spurs sumaron 16 triples en sus 32 lanzamientos, lo que establece un nuevo récord en unas finales superando los 14 precisamente de Miami en la final de la pasada temporada y de Houston y Orlando en la de 1995.

La paliza dejó otro dato concluyente: los 36 puntos de ventaja de los Spurs es el tercer mayor margen en la historia de las finales tras los partidos ganados por los Bulls con 42 puntos de renta en 1998 y por los Celtics con 39 puntos, en 2008.

Pronto se vio que LeBron no estaba en su mejor día y que la defensa a la que fue sometido por Leonard, con ayudas de los hombres interiores, iba a resultarle muy difícil de sobrepasar. Chalmers, igualmente, negado ante el aro, sumó su tercera falta tras solo 11 minutos. Aun así, los Heat, se rehicieron de una desventaja de 11 puntos, 43-32, con uno de sus habituales acelerones. Con un parcial de 1-12 empataron a 44, aunque dos triples de Ginóbili y Neal pusieron el 50-44 antes del descanso.

Pese a los indicios de que el juego de los Heat no carburaba, con solo 4 puntos de LeBron al descanso, malos porcentajes de tiro, muchas pérdidas de balón y desventaja en el rebote, todo parecía abierto. Pero Green y Duncan apretaron el acelerador y la ventaja se amplió a 13 puntos (59-46).

LeBron James concluyó con 15 puntos, 11 rebotes y 5 asistencias

A partir de ese momento Miller fue el único que, a base de triples, mantuvo a los Heat en el partido unos minutos más (62-52). Green, Ginóbili, Leonard y Neal fueron poniendo tierra de por medio (73-52). LeBron llegó a estar con 2 de 13 en el tiro. Reaccionó con 9 puntos consecutivos antes del último cuarto, en el que se entró con un 78-63 en el marcador. A partir de ahí, el partido perteneció a Neal y Green, devastadores con sus triples.

Con 26 puntos de ventaja, 97-71, y quedando siete minutos y medio para el final, Gregg Popovich decidió que la suerte estaba echada y retiró de la cancha a sus titulares. Dio entrada a McGrady, a Joseph, a Blair. Y aún así la diferencia siguió aumentando (102-71). Fue entonces cuando Erik Spoelstra se dio por vencido y también retiró a sus mejores hombres de la cancha. Quedaban algo más de cinco minutos y la ventaja se amplió hasta los 37 puntos, aunque concluyó en 36.

LeBron James concluyó con 15 puntos, 11 rebotes y 5 asistencias, 7 aciertos en 21 lanzamientos y sin poder acudir ni una sola vez a la línea de tiros libres. Es la segunda ocasión en una finales que la estrella de los Heat enlaza tres partidos seguidos sin alcanzar la barrera de los 20 puntos. Anotó 18 y 17 en los dos primeros disputados en Miami. La anterior ocasión que le sucedió algo similar fue en la final de 2011 contra Dallas con 17, 8 y 17 puntos en los tres primeros partidos. Los Mavericks ganaron aquella final por 4-2.

FECHAS Y HORARIOS DE LA FINAL

Formato 2-3-2

1º Miami-San Antonio 88-92 (0-1)

Miami-San Antonio 103-81 (1-1)

San Antonio-Miami 113-77 (2-1)

4º San Antonio-Miami Viernes, 14 de junio, 3.00

5º San Antonio-Miami Lunes, 17 de junio, 2.00

6º Miami-San Antonio Miércoles, 19 de junio, 3.00

7º Miami-San Antonio Viernes, 20 de junio, 3.00

Fechas y horarios en España.

Todos los partidos serán retransmitidos en directo por Canal+ Deportes.

Peor fue aún para dos titulares como Chalmers y Haslem. Se quedaron a cero y el base, además, perdió cuatro balones en los 20 minutos que estuvo en la cancha. Bosh logró 12 puntos y 10 rebotes y Wade, 16 puntos. La producción de los suplentes, Andersen, Ray Allen y Battier, estuvo bajo mínimos.

El partido puso de relieve la exitosa labor de Gregg Popovich y el organigrama técnico de los Spurs, que ha confiado en jugadores con una carrera hasta ahora discreta y ha sabido sacar lo mejor de ellos. Es el caso de Gary Neal, de 28 años, que estuvo varios años en el baloncesto europeo, primero en Turquía y después en España, en las filas del Barcelona y del Unicaja, con un paréntesis en Italia, antes de disputar una Liga de Verano en Las Vegas en la que por fin fue reclutado por los Spurs.

Danny Green, que está a punto de cumplir los 26 años, apenas jugó en su primer año con los Cavaliers, donde coincidió con LeBron James. Solo disputó ocho partidos en su primera temporada con los Spurs y ha sido en las dos últimas, sobre todo en la presente, cuando se ha consolidado como titular y pieza cada vez más importante en el equipo. También puede incluirse en ese grupo de jugadores que están rindiendo a un gran nivel a Kawhi Leonard, aunque su caso es diferente porque solo tiene 21 años y fue adquirido por los Spurs en la operación por la que traspasaron a George Hill a Indiana.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información