Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Hay que proteger a los mitos”

Del Bosque califica de incómoda la situación de Casillas en el Madrid y defiende el futuro del portero con España

Del Bosque y Casillas, en un entrenamiento de la selección. AFP

Vicente Del Bosque ha encontrado el tono para decir las cosas de buena manera, cuidando la forma sin olvidar el fondo, procurando dar su opinión sin ofender, como entiende que corresponde a su figura de seleccionador español. Acepta la discrepancia a partir del respeto, y ahora entiende que a Iker Casillas le debe tratar como el capitán de España y no como un suplente del Real Madrid.

Del Bosque subrayó que Casillas se merece con La Roja el trato que se ha ganado con su trayectoria sin que su continuidad signifique cuestionar su situación en el equipo que entrena José Mourinho. “No seré quien diga ni una palabra, casi ni una sonrisa por este asunto”, argumentó. “Lo importante es que está recuperado, se entrena y tenemos tiempo por delante para tomar todas las decisiones”, agregó con vistas a la Copa Confederaciones. “Es un jugador nuestro, de los que mejor nos ha representado, en más de 140 partidos y le tenemos mucho cariño. Lo más normal es tenerlo con nosotros. Vamos a llevar a tres porteros como siempre”.

No me imagino que en Inglaterra cuestionasen a Shilton en esta misma situación”

“No es una cosa sobre la que me guste frivolizar porque hay que ser respetuoso con el club, con su entrenador y no quiero molestar a nadie”, insistió Del Bosque en un intento de que sus palabras no causen controversia en el Madrid y en Mourinho. “Sabemos que [Casillas] es un mito del fútbol español. Nadie ha logrado lo que ha conseguido él en su carrera y resulta que en 10 días se ha encontrado en una situación incómoda”, insistió, para después contextualizar: “No me imagino que en Inglaterra cuestionasen a Peter Shilton en esta misma situación o a jugadores que han sido míticos con su selección” (Shilton jugó 125 veces con la selección inglesa). Y remachó: “Tenemos la obligación de proteger a los jugadores que han dado tanto a la selección. Y eso no es meternos contra nadie ni contra ninguna persona”.

Del Bosque respondió a las preguntas de la prensa antes de ser distinguido en la Antigua Fábrica Damm con el premio de Sport Cultura Barcelona a la mejor trayectoria (Kilian Jornet fue galardonado en el apartado deportivo y la Baronesa Thyssen-Bornemisza en el cultural). “Hay que destacar sus valores extraordinarios como persona y el haber llevado como líder a la selección a las cotas más altas del fútbol”, afirmó el presidente de la Asociación Sport Cultura Barcelona, Manuel Carreras, mientras que el director deportivo del Barcelona, Andoni Zubizarreta, subrayó en su glosa dos virtudes del técnico salmantino: “La capacidad de dudar, como reconoció en una entrevista, y también la de innovar. Recibió una herencia maravillosa, un equipo campeón de la Eurocopa, e incumpliendo una de las culturas de este país no la destruyó sino que se sustentó en ella para crecer y ganar el Mundial y repetir con la Eurocopa. Es una lección para todos”.

Sería estupendo para nuestro país una final Madrid-Barcelona en la Liga de Campeones”

El seleccionador se mostró agradecido con el reconocimiento y compartió la distinción: “No debemos dejar de expresar nuestro reconocimiento a unos jugadores extraordinarios, a los que no se les debe olvidar nunca tener el mejor de los comportamientos, porque son modelo para la sociedad española. En estos tiempos tan convulsos para la sociedad, es bueno que haya esta normalidad en lo futbolístico, cuando lo que vende es el extremismo”.

Del Bosque no quiso especular sobre su futuro en la selección cuando se le preguntó por los planes que tiene después del Mundial de Brasil 2014, ni tampoco responder a la pregunta de si ha mantenido ya contactos con la Federación Española: “Yo siempre estaré ligado a la Federación aunque no esté en ningún cargo. Pero no quiero ser un peso”.

El seleccionador español reiteró, por otra parte, que una final Real Madrid-Barcelona en la Liga de Campeones no sería un problema para las relaciones de los internacionales en el seno de la selección: “Si todos miramos por el bien del fútbol español con vista a la selección, también a nivel de clubes sería estupendo para nuestro país un Madrid-Barcelona en la final. Toda la vida ha habido tensión, no es una cosa de un par de años, pero tiene que haber también una rivalidad bien entendida. Creo que ellos han aprendido de los errores del pasado”.

Ya es norma que del Bosque mida las respuestas sin dejar de responder a ninguna pregunta y dé una opinión interesante.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información