Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Ganar mucho dinero con un club de fútbol no es muy complicado”

Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG. Ampliar foto
Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG. REUTERS

Siendo muy joven Nasser al-Khelaïfi (Catar, 1973) se hizo tenista profesional. No subió del puesto 995 del ránking de la ATP y los premios en metálico que obtuvo a lo largo de su carrera rondaron apenas los 16.000 dólares. La aventura le sirvió, sin embargo, para hacer vida social. Coincidió en el equipo nacional con el príncipe heredero catarí, el jeque Tamim ben Hamad al-Thani, y ambos trabaron una larga amistad. Por encargo del príncipe, Al-Khelaïfi se ocupó de la rama deportiva de una de las fortunas más imponentes del planeta, el fondo de inversiones soberano del emirato de Catar (Qatar Investment Authority). La adquisición del Paris Saint Germain por parte del QSI en 2011 colocó a Al-Khelaïfi en la presidencia del club que hoy, con la visita del Barça, vive su día grande. Ayer abrió el palco del Parque de los Príncipes para ejercer de anfitrión con exquisita discreción.

Pregunta. ¿Qué sería de usted sin el tenis?

Respuesta. Todo esto no habría sido posible para mí sin el tenis. Eso seguro.

P. Presidente de la federación de tenis catarí, presidente de la cadena Al Jazeera Sports, propietario de los derechos televisivos de la Ligue 1, presidente del Paris Saint Germain… usted es el gran administrador de los intereses del emirato de Catar en la industria del deporte.

R. Soy el presidente de Qatar Sports Investment, que es el fondo de inversiones soberano de Catar que ha adquirido el PSG. Pero no me ocupo de todo lo relacionado con el deporte en Catar.

P. ¿Cree que Cristiano acabará su carrera en el PSG?

Es muy difícil tener una identidad, nuestros jugadores llevan menos de un año juntos

R. ¿Dónde ha oído eso? ¡Es un rumor! Si firmamos a un jugador lo diremos. No tenemos nada que esconder.

P. ¿Sabe que a Cristiano le gustaría quedarse libre en 2015 para negociar personalmente con quien quiera?

R. Falta mucho tiempo para eso y creo que es feliz en España. Además, sentimos un gran respeto por Florentino Pérez. Si queremos un jugador llamaremos al presidente.

P. ¿Cuál es su modelo ideal administrativo en el fútbol?

R. Tenemos nuestro propio estilo. Tenemos que adaptarnos a la cultura y a la ley francesa. No es posible trasladar las ideas porque, por ejemplo, el Barcelona lo ha hecho genial, pero su estructura societaria es completamente distinta a la nuestra. El Barça es público y el PSG es una empresa privada.

P. Ha dicho que quiere construir el club más importante del mundo. ¿Qué plazo se pone?

R. No estamos aquí para ganar los dos primeros años y largarnos. Estamos apresurados, pero somos realistas. Nuestros objetivos eran claros: el primer año estar en la Champions, el segundo ganar la Liga francesa y avanzar hasta donde podamos en la Champions. Estamos cumpliendo. La inversión obtiene sus frutos. Y estamos listos para competir con el Barcelona.

P. ¿Qué estilo de fútbol le gustaría que identifique a su equipo?

R. Para nosotros lo más importante es disfrutar cuando vemos jugar al equipo. Pero ahora es muy difícil tener una identidad porque nuestros jugadores llevan menos de un año juntos. Sabemos dónde queremos estar: entre los cinco mejores equipos de Europa antes de 2018. Si continuamos así lo conseguiremos. El modo de jugar dependerá del técnico y de los jugadores. Hemos firmado jugadores como Pastore, Ibrahimovic, Moura o Verratti, que son muy creativos. Ellos nos dan el estilo.

P. ¿Quiere destituir a Ancelotti?

R. Gracias a él seguimos vivos en todas las competiciones.

P. ¿Entonces Mourinho no tiene por qué esperar más ofertas suyas?

R. No le hemos hecho ninguna oferta. ¡No nos metan en problemas!

El presidente Al-Khelaifi y el técnico Ancelotti. ampliar foto
El presidente Al-Khelaifi y el técnico Ancelotti.

P. El PSG y el Barça tienen algo en común: una misma fuente de financiación. Su país patrocina al Barça a través de Qatar Airways y Qatar Foundation, el dinero púbico catarí sirve para sostener al PSG, y en 2022 Catar organizará el Mundial. ¿A qué se debe ese súbito interés por el fútbol?

R. El deporte en general es muy importante para Catar. Educa a la gente y la protege, la mantiene saludable, la ayuda a estar concentrada. Es una universidad. El fútbol enseña a trabajar en equipo, a esforzarse. La gente adora el fútbol en Catar. Es un amor genuino.

P. ¿Qué opinan los cataríes de que se emplee su dinero en pagar clubes extranjeros?

R. Lo ven como algo muy positivo. Todos están contentos por el modo en que estamos ayudando al Barcelona, por la adquisición del PSG y por el Mundial. Si usted va a Catar y le pregunta a cualquier catarí le dirá que está muy orgulloso de su país por lo que estamos consiguiendo.

P. Hay teorías geopolíticas que aseguran que los países del Golfo Pérsico invierten dinero en Occidente a cambio de protección militar.

R. Lo siento, yo no estoy en política. No puedo responder. Es la primera vez que escucho esto. Yo solo estoy en el negocio del deporte.

P. El PSG es una marca representativa de un país. Esto le da contenido político.

R. ¡No! En absoluto. Esto no tiene nada que ver con la política. Gracias a Dios. Nosotros actuamos con el corazón, naturalmente. Así es como somos.

Todos los cataríes están contentos por cómo ayudamos al Barcelona

P. El petróleo y el gas son, probablemente, los negocios más lucrativos. Casi en el otro extremo está el fútbol, que normalmente da pérdidas. ¿Por qué invertir 150 millones al año en fichajes sin obtener un retorno?

R. Si se planifica y se administra bien puedes ganar mucho dinero con un club de fútbol. No es muy complicado. Necesitas tiempo. Pero para nosotros no será difícil ser rentables: somos el único club de la capital de Francia, donde viven 20 millones de personas y se asientan las compañías más importantes del país. Hemos incrementado por tres los ingresos en un año y medio. Es un hecho. Este club tiene un gran potencial.

P. Hace un año el balance del PSG daba más de 100 millones de euros de pérdidas y los presupuestos del año que viene prevén unas pérdidas insignificantes. El PSG acaba de firmar un contrato de 150 millones de euros al año con QTA, representante del Ministerio de Turismo catarí. ¿No teme que la UEFA lo considere una inyección disfrazada de capital?

R. El contrato con el QTA es como cualquier contrato de patrocinio. No supone ningún riesgo.

P. ¿Qué relación tiene Nicolas Sarkozy con su club?

R. La única relación es que es un gran hincha del PSG.

P. Dicen en Inglaterra que Sarkozy llamó a Arsène Wenger para que entrenara al PSG. Eso es trabajar para el PSG.

R. Eso no es verdad. ¡Él es el presidente! Tengo un gran respeto por el presidente, y para nosotros, cualquier aficionado al PSG es igual de importante.

P. ¿Habría sido posible la adquisición del PSG sin las buenas relaciones que mantiene Catar con Sarkozy?

R. Yo mismo negocié la compra con el antiguo propietario, Colony Capital, y nunca hubo nadie de por medio.

P. El Barça y el Madrid se benefician de la negociación individual de los derechos de televisión en España. ¿Cómo contrarresta este potencial?

R. En España eso cambiará a partir de 2015. En Francia la Liga negocia los derechos televisivos en nombre de todos los clubes. Como en la Premier y la Serie A. Es lo que tiene más sentido. Aquí en Francia los clubes estamos muy unidos. Somos como una gran familia.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información