Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Con el Milan en la agenda

El Barcelona recibe (20.00) al Deportivo con Pinto en lugar del sancionado Valdés, sin Xavi y con la duda de alinear a Messi a 72 horas del decisivo partido de ‘Champions’

Pinto habla con Messi en un entrenamiento. Ampliar foto
Pinto habla con Messi en un entrenamiento. REUTERS

“Os lo apuntáis en la agenda, y la agenda al bolsillo”, avisó Roura en el vestuario de San Siro a los futbolistas del Barcelona después de la derrota contra el Milan, consciente de que había revancha. Desde esa noche, el barcelonismo mira a la vuelta de los octavos de final de una clasificación que debe resolverse el martes en el Camp Nou, por mucho que ayer el entrenador interino asegurara que el partido contra el Deportivo es más trascendente de lo que parece: “Tenemos que ganarlo para mantener la ventaja que tenemos al frente de la clasificación. Todavía nos falta mucho para ganar esta Liga. El objetivo ante el Dépor es sumar tres puntos, el martes es otra historia”, avisó.

Tras una semana larga, sin competición el miércoles, el cuerpo técnico del Barcelona ha podido diseñar el trabajo a conciencia, cuidando lo anímico con una comida; lo físico aumentando las cargas de trabajo pero; y, en contra de lo esperado por los jugadores, con poco incremento del trabajo táctico. Le pesan al Barcelona las piernas y la cabeza como consecuencia de sus tres derrotas consecutivas ante el Milan (0-2) y el Real Madrid (1-3 en la Copa y 2-1 en la Liga) mientras se busca a sí mismo para reencontrar el camino perdido, para recuperar la confianza que parece “haberse caído por un precipicio”, según Valdano. En esa tesitura, con la agenda marcada, nada mejor en el horizonte que la visita del Deportivo, el colista de la Liga, un equipo que ofrece la posibilidad de mover el banquillo pensando en el decisivo partido del martes.

Lo saben bien los técnicos, que buscarán frescura para recibir al colista. De entrada no estará Valdés, sancionado con cuatro partidos tras haber sido expulsado una vez terminado el último partido contra el Real Madrid. “No es bueno perder a Víctor pero nuestro segundo portero siempre ha actuado a buen nivel”, aseguró el segundo entrenador del Barcelona al referirse a Pinto.

La intención es no recibir goles”, afirma Roura tras 13 partidos seguidos encajándolos

Roura es consciente de que al equipo le vendría bien cerrar la portería como principio para reencontrar el rumbo, aunque solo sea a nivel anímico, puesto que suma 13 partidos consecutivos recibiendo goles. “Nuestra intención es no encajar goles” admite.

Al guardameta gaditano le cubrirá las espaldas en el banquillo Masip, portero canterano que llegó al cadete A procedente del Mercantil de Sabadell y lleva cinco temporadas en el equipo filial, aunque estuvo cedido al Vilajuïga un año. Portero trabajado en la cantera, de carácter valiente y excelente a nivel técnico, ágil y rápido de reacción, el vallesano es suplente de Oier en el filial, portero que, como Valdés, también está sancionado, tras haber sido expulsado en el partido de la última jornada contra Las Palmas.

Tampoco se espera hoy ver vestido de corto a Xavi —ayer, una vez superada una pequeña rotura de fibras, ya se entrenó con el grupo—, ni tampoco a Piqué, que acumula muchos minutos. Y es mucho más que probable es que también descansen Iniesta y Busquets. Pero hay alguna duda: “Ya veremos si juega Messi”, advierte Roura, que debe hablar con Vilanova antes de decidirse. “A la hora de hacer las alineaciones depende mucho de los días que tienes y de los partidos que vienen”, dice Roura. El que no jugará seguro es Bartra, que se lesionó el pasado jueves y sufre un esguince de grado 1 en el ligamento lateral interno de la rodilla izquierda. El tiempo aproximado de baja no superará los diez días.

Roura, señalado como un héroe por su presidente, le agradeció las muestras de apoyo a Sandro Rosell, aunque matizó: “Es mi trabajo, así lo ha querido la situación que tenemos. Mantendremos nuestra línea de trabajo, ganando o perdiendo. Yo solo cumplo con mi obligación y solo intento estar al máximo nivel para que se note menos la ausencia del primer entrenador”. El entrenador admitió que a Rosell no se le ha visto todavía por el vestuario. “Será muy bienvenido”, sentenció Roura.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.