Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | GETAFE

La paradoja del gol en el Getafe

La delantera azulona es, con cinco dianas, la línea que menos tantos aporta al equipo, tras centrocampistas y defensas

Álvaro Vázquez sustituye a Alcácer Ampliar foto
Álvaro Vázquez sustituye a Alcácer DIARIO AS

“¡Como no apretemos, nos van a matar!” clama Luis García para romper la escarcha del entrenamiento matinal del Getafe en vísperas de la visita al Bernabéu. “Queda mucha Liga y hay que exigirse”, arenga el técnico a su tropa. “Encimamos el pase, buscamos el error y cuando robamos nos desplegamos como flechas y al lío”, resume mientras ensaya una y otra vez la salida al contragolpe con centrocampistas y delanteros. Con la velocidad como plan y el gol como obsesión los azulones se medirán al Madrid buscando un golpe de efecto que les rescate de la medianía tras seis jornadas sin ganar.

“Un equipo que aspira a Europa no puede marcar 40 goles, sino entre 55 y 60”, reprochó Ángel Torres después de ver como los azulones concluían la pasada Liga como el quinto conjunto con menos tantos a favor. Decidido a cambiar las tornas, enseñó la puerta de salida a un Güiza hipotenso y forzó la cesión de Miku al Celtic de Glasgow para buscar “hambre de gol”. Apostó por rejuvenecer la nómina de delanteros con dos perlas de la cantera nacional: Álvaro Vázquez, bota de plata en el Mundial sub-20 de Colombia de 2011; y Paco Alcácer, doble campeón de Europa sub-19, con 21 y 19 años. Un equipo con dientes de leche para un plan que no acaba de cuajar. El Getafe suma tres goles más que el curso pasado pero, a cambio, ha recibido cinco tantos más y marcha 11º, dos puestos por debajo que hace un año.

Los defensas azulones aportan seis tantos y los centrocampistas, con Diego Castro a la cabeza, 14

La estadística encierra además una paradoja: la delantera es la línea que menos goles aporta. Entre Álvaro Vázquez (dos), Alcácer (dos) y Colunga (uno) suman cinco dianas frente a las seis que aportan los defensas y las 14 de los centrocampistas, con Diego Castro a la cabeza (cuatro). “Lo cierto es que esperábamos más”, sentencia Luis García al analizar la aportación de sus puntas. El técnico solo utilizará una referencia ofensiva ante el Madrid frente a las dos que venía reclutando en las últimas jornadas. El nueve en el Bernabéu será Adrián Colunga, más baqueteado que sus compañeros con 28 años y cinco temporadas en Primera, al que Luis García ha rescatado del ostracismo tras mantener con él una relación ciclotímica desde que el curso pasado se retirara con malas formas tras un cambio. “Si está al nivel de los últimos partidos puede aportarnos muchas cosas en la segunda vuelta. Quiero que se quede en el Getafe”, pidió el técnico hace unos días evitando su salida en el mercado invernal apurado por la escasez de goles. “Los dos jóvenes están creciendo y hay que ser paciente con ellos. Ahora podemos aprovechar el buen momento de Adrián (Colunga) y a ver si puede hacer alguna de las suyas ante el Madrid”. El ovetense solo acumula cuatro partidos como titular y 434 minutos.

El primer tramo de Liga se lo repartieron Vázquez y Alcácer. Con el primero partiendo de inicio en 17 ocasiones y el canterano del Valencia dándole el relevo. “He pasado de Segunda B a Primera y se nota sobre todo en la intensidad y en el físico. Me encuentro con centrales muy experimentados que aprietan a los jóvenes. Pagamos la novatada. Tiran de pillería y en los córners sueltan los coditos pero hay que responder con personalidad”, cuenta Alcácer. “Te dicen ‘¡niño, para ya de moverte!’, si no corro ahora cuando voy a correr”, refrenda Vázquez al tiempo que reivindica el trabajo de los puntas y anticipa una intuición. “Se critica la falta de gol de los de arriba pero algún mérito tendremos en los goles de la segunda línea. No hay presión sino motivación. Además, tengo la corazonada de que voy a marcar en el Bernabéu”, cierra.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.