FÚTBOL | 16ª JORNADA

Mourinho, el agitador afligido

Los jugadores ven triste al entrenador del Madrid ● Su agente le ha buscado club para 2013 sin grandes resultados ● "Tiene mi confianza y mi cariño”, dice Florentino Pérez

Florentino Pérez, le entrega su insignia a un socio en presencia de Di Stéfano.
Florentino Pérez, le entrega su insignia a un socio en presencia de Di Stéfano.CRISTOBAL MANUEL

José Mourinho es un agitador enérgico cuyo trasiego febril en el quehacer diario mantiene en tensión a todo el personal bajo su dirección. Es su gran virtud como mánager. Su ausencia se nota, y en las últimas semanas los empleados y los jugadores del Madrid han advertido que ese vacío se hacía más profundo que nunca porque, por primera vez desde que llegó a España, el hombre se mostró desanimado. Al límite de la aflicción, dirigió entrenamientos como quien rellena un formulario, o permaneció en su despacho delegando en sus auxiliares el trabajo de campo. Tan ensimismado y triste que los jugadores pensaron que estaba cansado de sentarse en el banquillo del club más potente e inestable que existe.

La congoja del entrenador ha preocupado a mucha gente en el Madrid. Especialmente a su presidente, Florentino Pérez, que hace unas semanas trazó un plan de emergencia por si tenía que destituirle antes del 1 de febrero, fecha que se impuso como límite para que el entrenador que sea, Mourinho o su sucesor, pudieran preparar los octavos de final de la Liga de Campeones. Ayer el presidente se esforzó por tranquilizar a Mourinho durante el acto de entrega de las insignias a los socios más antiguos. “Tenemos al mejor entrenador del mundo”, dijo Florentino Pérez; “con una trayectoria impresionante y con la exigencia como norma de comportamiento. Ha tenido que soportar ataques injustos que afectan a la dignidad de la persona. Desde aquí, José Mourinho, mi reconocimiento, mi confianza en tu trabajo y mi cariño”.

Ha soportado ataques injustos a su dignidad, añadió el presidente

“No comento las palabras del presidente”, dijo Mourinho, con una sonrisa enigmática, cuando le pidieron su opinión ante semejante agasajo institucional. Observan en Valdebebas que el mánager acumula más decepciones que parabienes. Lamenta que Florentino Pérez no le haya dado todo el poder que le pidió, cree que algunos de sus futbolistas son desleales, y percibe una fría indiferencia en el público hacia su persona. “Nunca he trabajado en un club con una afición que tenga menos cultura futbolística que esta”, ha dicho a sus ayudantes, con amargura. “¡Ni el União Leiria tenía esta afición!”.

Incómodo con lo que ve dentro, Mourinho ha echado un vistazo fuera. Pero las noticias que ha recibido el mes pasado de su amigo y agente, Jorge Mendes, han sido desalentadoras. El verano pasado, Mourinho le pidió que tomara posiciones en el mercado con vistas a 2013. Desde entonces, según fuentes próximas al representante, Mendes ha mantenido conversaciones con el Manchester United, el Manchester City, el Chelsea, el Paris Saint Germain y el Inter de Milán. El resultado de los sondeos ha sido desalentador: todos los clubes, salvo el Inter, le respondieron que no firmarían ningún acuerdo hasta que Pep Guardiola no decida dónde trabajará la temporada que viene. A excepción del club de Moratti, que, según estas fuentes, le ha ofrecido carta blanca a Mourinho para firmar lo que desee, la prioridad de las demás sociedades consultadas es fichar a Guardiola en el futuro. Incluyendo el United, pináculo de las ambiciones de Mourinho. En Old Trafford le han trasladado a Mendes que solo estarían interesados en los servicios de su cliente si primero descartan al técnico catalán.

No comento sus palabras, respondió el preparador

Buscar una salida resulta, para Mendes, un trabajo más difícil de lo previsto. Uno de los detonantes que impulsaron al mánager a pedirle que actuara fue que el verano pasado sus propuestas de contratar jugadores como Bosingwa o Meireles, también representados por Mendes, fueron ignoradas por el Madrid. Pero ahora el City llegó a decirle a Mendes que ha descartado completamente a Mourinho de su proyecto para el futuro porque cree que su gestión de los fichajes condiciona la independencia del club.

El camino hacia la décima Copa de Europa es largo pero promete la única recompensa aceptable. Para Florentino Pérez, y también para Mourinho, que necesita revalorizarse en el mercado.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50