Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Athletic no tiene piedad de Caparrós

Los de Bielsa ganan por la mínima (0-1), con gol de Aduriz, a un Mallorca que solo suma dos puntos de los últimos 33

Aduriz cabecea el gol del Athletic. AS

Ni la versión más rácana del Athletic dio tregua al Mallorca de Caparrós, un equipo que solo ha sumado dos puntos de los últimos 33 posibles. La continuidad del técnico andaluz no parece peligrar –el silencio institucional se interpreta, por el momento, como un apoyo de Serra Ferrer al entrenador– pero su crédito ante la afición se ha consumido en cuestión de semanas.

En la previa del partido, Caparrós convocó a todos los jugadores de la plantilla para tratar de revertir un declive que los ha dejado psicológicamente tocados. Más aún tras encajar cinco goles en casa ante el Sevilla en la ida de octavos de la Copa. “El equipo empieza los partidos con ganas, pero anímicamente no estamos fuertes y cuando nos dan un palo lo notamos”, razonó el técnico. El palo llegó esta vez a los 10 minutos, lo que tardó en caer el primer balón bombeado por el Athletic al área local. Ni los centrales mantuvieron atado a un buen cabeceador en racha como Aduriz, ni Aouate estuvo acertado bajo los palos al tratar de rechazar el remate del donostiarra, que sumó su décimo gol en la Liga.

También justito de confianza, el Athletic agradeció tener el marcador a favor tan pronto y planteó un partido conservador. La buena noticia para Caparrós fue que, pese a sus persistentes lagunas defensivas, el Mallorca ofreció síntomas claros de mejoría respecto a lo ofrecido en los últimos tres meses. Agresivo, el conjunto balear se mostró capaz, por fin, de generar ocasiones de peligro. Con ello tuvo que ver el que Javi Márquez rindiera a un buen nivel en el centro del campo, tras un regreso titubeante de su lesión en el tobillo.

Enfrente, no obstante, se hallaba un inspiradísimo Gorka Iraizoz, que truncó las oportunidades sucesivas de Giovani, Hemed y Víctor, cuando no fueron ellos mismos quienes remataron con el punto de mira desviado. En la defensa vizcaína destacó Laporte, que a sus 17 años se coló en el once titular tras la lesión de Amorebieta e incluso protagonizó alguna incorporación al ataque. Lejos del espíritu de combinación de la temporada pasada, el peligro del Athletic llegó siempre a la contra, con Aduriz como punta de lanza. Los de Bielsa, en fin, firmaron un buen ejercicio defensivo ante un Mallorca voluntarioso que, según cayeron los minutos, fue quedándose sin fuerzas.

MALLORCA, 0 - ATHLETIC, 1

Mallorca: Aouate; Nsue, Nunes, Geromel, Bigas; Arizmendi (Alfaro, min.85), Pina, Javi Márquez (Martí, min.72), Giovani (Brandon, min.72); Hemed y Víctor. No utilizados: Calatayud, Kevin, Ximo, Conceiçao.

Athletic: Iraizoz; Iraola, Ekiza, Laporte, Aurtenetxe; San José, Ander Herrera, De Marcos (Gurpegi, min.79); Susaeta (Ibai Gómez, min.63), Muniain (Toquero, min.89) y Aduriz. No utilizados: Raúl Fernández, Ramalho, Igor Martínez, Llorente.

Gol: 0-1. M. 10. Aduriz cabecea un pase de Iraola desde la derecha.

Árbitro: Del Cerro Grande. Amonestó a San José, Bigas, Laporte, Geromel, Susaeta y Brandon.

Iberostar Estadi: 12.834 espectadores.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información