Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una goleada para nada

Benítez logra su primer triunfo con el Chelsea, pero queda apeado tras ganar la Juve al Shakhtar

Torres marca uno de sus goles. reuters

Se acabó la Champions para el Chelsea, campeón destronado a las primeras de cambio, un nuevo varapalo para Benítez por más que los blues se impusieran con un recital español al Nordsjaellan (6-1). Pero necesitaba que el Shakhtar doblegara al Juventus y se dio lo contrario; venció la Juve con un remate de Kucher en propia puerta y certificó su pase como primero de grupo. Segundo quedó el conjunto ucraniano y eliminado el Chelsea, que deberá contentarse con la Liga Europa.

El equipo londinense, aunque de nada sirviera, logró romper el maleficio de Benítez, que hasta la fecha sumaba dos empates y una derrota con los blues. Todo empezó gracias al meta Cech, que no hace tanto siempre despachaba la misma respuesta. “Quiero ganar títulos por Di Matteo”, soltaba cuando le cuestionaban por el técnico que les hizo ganar la pasada Liga de Campeones, sabedor de que estaba en entredicho. Más que eso; estaba sentenciado porque al segundo topetazo, el magnate Roman Abramóvich lo despidió. Como relevo llegó Benítez, vilipendiado por una afición que ya le ha dejado claro que no le quiere en Stamford Bridge, retales de sus desprecios en épocas del Liverpool. Pero eso no le importa a Cech, ahora portero de Benítez; atajó un penalti que no fue y dio alas al Chelsea, que también necesitó de dos penas máximas para marcar un gol. Fue de David Luiz, toda vez que Hazard patinó en su lanzamiento. Luego llegó la genialidad de los españoles —Romeu jugó en el eje y solo Azpilicueta quedó en el banquillo—, con dos goles de Torres y uno más de Mata. Cahill y Oscar redondearon la goleada, que resultó estéril del todo.

La eliminación no es culpa de Benítez, que cogió al equipo con la urgencia de vencer y la necesidad de que el Shakhtar hiciera lo propio. Pero en ese duelo, un tanto desbravado porque los ucranianos se mostraron bien desabridos, resolvió la Juve. El disparo de Giovinco siseó al palo y el de Pirlo se estampó en el mismo poste. Y Kucher, desatinado, despejó a gol. Festejo para ambos equipos, clasificados para la siguiente ronda, y nuevo jarro de agua fría para el Chelsea y Benítez.

CHELSEA, 6 – NORDSJAELLAND, 1

Chelsea: Cech; Ivanovic, Cahill, David Luiz, Cole (Bertrand, m. 61); Romeu, Ramires (Oscar, m. 65); Moses, Hazard, Mata (Ferreira, m. 71); y Torres. No utilizados: Turnbull; Azpilicueta, Mikel y Marin.

Nordsjaelland: Hansen; Ticinovic (Issah, m. 68), Parkhurst, Runje (Beckmann, m. 10), Mtiliga; Gundelach, Stokholm, Adu, Christiansen (Kildentoft, m. 61), John; y Lorentzen. No utilizados: Jensen; Maxsø, Lindberg y Andreas Laudrup.

Goles: 1-0. M. 37. Luiz, de penalti. 2-0. M. 45. Torres. 2-1. M. 48. John. 3-1. M. 51. Cahill. 4-1. M. 56. Torres. 5-1. M. 63. Mata. 6-1. M. 71. Oscar.

Árbitro: B. Nijhuis. Mostró la cartulina amarilla a Christiansen, Parkhurst, Mtiliga y David Luiz.

Stamford Bridge. 40.000 espectadores.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información