Un compañero como amenaza

Honda no dará órdenes a Stoner para que ayude a Pedrosa en su duelo con Lorenzo

Pedrosa, Lorenzo y Stoner, ayer en Japón.
Pedrosa, Lorenzo y Stoner, ayer en Japón.toru hanai (reuters)

Todavía cojea. Pero ya no se acompaña de ninguna muleta y calza sus zapatillas habituales. Casey Stoner ha aterrizado en Japón con ganas de marcha. Se destrozó el tobillo el 18 de agosto durante el GP de Indianápolis, que corrió, cabezón como es. Luego necesitó de una compleja intervención quirúrgica y se quedó en su Australia natal para recuperarse bien. Tras largas semanas de poca actividad y con pocas distracciones más que las carantoñas de su hija, Ally, el campeón del mundo regresa a las pistas para ser el juez del campeonato.

“Estos días no han sido de vacaciones, los he pasado sentado y descansando, sin poder hacer casi nada, hasta entrenarme ha sido difícil”, decía. Lo quiera o no, visto que tan solo Dovizioso ha plantado batalla ocasionalmente este curso a los tres magníficos, sus resultados afectarán directamente a la pelea por el título que mantienen Jorge Lorenzo y Dani Pedrosa. Es más, la lógica —algo a lo que no siempre se puede apelar en las carreras— indica que la filosofía de Honda de no dar órdenes de equipo terminará beneficiando al rival, Yamaha.

Stoner, con 186 puntos a falta de cuatro carreras, ya no puede optar a revalidar el título

Stoner, con 186 puntos a falta de cuatro carreras, ya no puede optar a revalidar el título. Si bien, será juez y parte. Pues, tras anunciar hace unos meses que dejaría de correr a final de año, quiere despedirse de la mejor de las maneras: “Me encuentro bien y fresco e intentaré hacerlo lo mejor posible hasta el final. Tener tres carreras seguidas ahora va a ser muy duro, pero tenemos confianza en esta parte final de la competición”, concedía ayer en Motegi. Con que gane solo una carrera de las que restan le complicaría la vida a Pedrosa, a 33 puntos del líder, Jorge Lorenzo.

Así las cosas, hay quien pudiera esperar órdenes de equipo para que el australiano eche una mano a Pedrosa. Pero no con Honda. Su filosofía no se lo permite. Nunca lo ha hecho. Solo en 2006, cuando Pedrosa cometió un error en Portugal y terminó por los suelos con Nicky Hayden, que se jugaba el título, se ejerció más presión de lo habitual sobre el español, que en la última carrera, en Valencia, no puso demasiados impedimentos a Hayden para que terminara tercero por delante de él.

“Uno gana el campeonato porque es mejor, no porque necesite que le ayuden. Casey es un ganador, así que yo nunca le pediría ayuda. En una situación como esta, si Casey vuelve es porque quiere ganar las últimas pruebas de su carrera. Y tampoco en Honda nadie ha dicho nada diferente”, explica Pedrosa. Lo mismo reconoce Stoner: “Honda no me ha pedido que ayude a Pedrosa. Los campeonatos los gana uno, no por los resultados de otros”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

N. T.

Redactora jefa de la sección de Deportes y experta en motociclismo. Ha estado en cinco Rally Dakar y le apasionan el fútbol y la política. Se inició en la radio y empezó a escribir en el diario La Razón. Es Licenciada en Periodismo por la Universidad de Valencia, Máster en Fútbol en la UV y Executive Master en Marketing Digital por el IEBS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS