Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL INTERNACIONAL | TRAGEDIA

Los hechos de la vergüenza

41 de las víctimas tuvieron la “posibilidad de sobrevivir” de haber recibido asistencia

El informe asegura que se alteraron 116 testimonios policiales, se realizaron tests de alcohol en sangre a los fallecidos, y que hubo graves fallos de coordinación en la tragedia

Uno de los accesos a Anfield, el estadio del Liverpool, esta mañana
Uno de los accesos a Anfield, el estadio del Liverpool, esta mañana Getty Images

El informe y los 25.000 documentos (450.000 páginas) publicados hoy establecen cuál fue el comportamiento de la Policía de South Yorkshire y de los servicios de emergencia el 15 de abril de 1989. Su desempeño, según se desprende de esos documentos, mezcla por igual la mala práctica y un intento de evadir su responsabilidad en la tragedia culpando a los fallecidos de su propia muerte, según ha reconocido el primer ministro británico, David Cameron. Estos son algunos de los hechos y afirmaciones que recoge el informe:

- 41 de los 96 fallecidos “tenían posibilidad” de haber sobrevivido después de las 15.15, aunque el Panel no aclara cuántos de ellos podrían haber sido efectivamente salvados. Hasta ahora se había admitido la tesis de que las víctimas sufrieron una asfixia traumática, que les llevó a la muerte en apenas unos minutos, de modo que después de esa hora, nada pudo hacerse por salvar su vida. Los informes post-mortem han hallado que 28 de las víctimas no sufrieron obstrucción sanguínea, y que 31 de ellas presentaban evidencias de que su corazón y sus pulmones continuaban funcionando después de la avalancha. El informe asegura que “es altamente probable que lo que le pasó a esas personas después de las 15.15 fue significativo” para su muerte.

- La Policía de South Yorkshire (el condado en el que se encuentra Sheffield, la ciudad donde ocurrió la tragedia) y los servicios de emergencia hicieron “firmes esfuerzos” para evitar la culpa por la avalancha.

- 116 de los 164 testimonios policiales fueron “amañados para eliminar o alterar comentarios desfavorables para la Policía de South Yorkshire”.

Varios aficionados, empujados contra las vallas, el día de la tragedia
Varios aficionados, empujados contra las vallas, el día de la tragedia Getty Images

- Se llevaron a cabo comprobaciones de los niveles de alcohol en sangre a “algunos supervivientes que acudieron al hospital, así como a todos los que fallecieron. No hay registro de estos tests o de sus resultados en los expedientes médicos de los supervivientes, y en algunos no hay una razón médica aparente para realizar la prueba. El alcance de estas pruebas sigue siendo desconocido”.

- Se realizó, según uno de los documentos citados, “un intento para poner en entredicho la reputación de los fallecidos comprobando en el sistema informático de la Policía Nacional los antecedentes de aquellos que no habían consumido alcohol”.

- “No había pruebas que apoyasen la tesis de que el alcohol jugó algún papel en el origen del desastre, y es lamentable que aquellos en posiciones de responsabilidad crearan y promovieran un relato [basado] en la ebriedad como determinante del desastre y de la pérdida de vidas sin base para ello”.

- “Las transcripciones del sistema de control de ambulancias muestran que los funcionarios del servicio, presentes específicamente para responder a un incidente grave más que para el control de grandes masas, fueron más lentos que la Policía para identificar y darse cuenta de la gravedad de la avalancha”.

Ni la Policía ni el servicio metropolitano de ambulancias de South Yorkshire activaron el procedimiento de incidentes graves"

- “Ni la Policía ni el servicio metropolitano de ambulancias de South Yorkshire activaron el procedimiento de incidentes graves. Las comunicaciones entre todos los servicios de emergencia fueron imprecisas y mal expresadas, lo que llevó al retraso, el malentendido y el fallo en el despliegue de policías para tomar el control y coordinar la respuesta de emergencia”.

- “Los documentos revelados muestran pruebas claras y repetidas de fallos en el liderazgo y en la coordinación de la respuesta de emergencia”.

Estas revelaciones han llevado a la asociación de víctimas de Hillsborough a pedir que el Fiscal General abra una nueva investigación sobre la base de los nuevos datos. David Cameron ha recordado que corresponde al fiscal decidirlo. Según The Guardian, las familias también han pedido la dimisión del jefe de policía de West Yorkshire, Norman Bettison, uno de los agentes con mayor antigüedad del país y parte del equipo de asuntos internos acusados de propagar la idea de que la culpa por el desastre fue, principalmente, de los aficionados. David Compton, actual jefe de Policía de South Yorkshire, ha pedido “disculpas” a las familias, igual que Kelvin McKenzie, por entonces editor jefe de The Sun y responsable principal de un titular que culpaba a los aficionados de la tragedia. También se han disculpado el actual editor de The Sun, Dominic Mohan, y el Sheffield Wednesday, en cuyo estadio ocurrió la masacre. The Guardian asegura que un diputado laborista ha pedido la renuncia a la orden de caballero de Sir Irvine Patnick, citado como una de las fuentes de la información publicada en su día por The Sun.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información