Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PARTIDO AMISTOSO

España se da un homenaje

La selección golea a una débil Arabia Saudí en el día del centenario de Torres y del retorno de Villa

Villa, felicitado por Xavi, Iniesta y Juanfran tras el gol.
Villa, felicitado por Xavi, Iniesta y Juanfran tras el gol. AFP

En el catálogo de trámites en los que se embarca en los últimos tiempos la selección para pasear su lustre ante todos los ojos posibles, el de ayer en Pontevedra ocupa lugar preferente. Al menos regaló goles y una noche de estrellas en una ciudad que fue grande en el fútbol, que ahora sufre la Tercera División y que aparcó las penas cotidianas que le da la pelota para paladear la cercanía de los ídolos con una victoria contundente, plácida, inocua y sin réplica.

Un apunte sirve para entender todo lo que sucedió ayer en el remozado Pasarón: España comenzará a recorrer el próximo martes el camino que debe llevarle a defender el título mundial en Brasil; Arabia ya lo ha finalizado, eliminada por Omán en uno de los escalones de la clasificación asiática. No hay rastro, ni siquiera un gen reconocible, que remonte a aquel equipo que sorprendió en 1994 clasificándose para octavos de final de la Copa del Mundo, ni siquiera del que luego estuvo en tres Mundiales seguidos. Es la peor Arabia de los veinte últimos años, un pelele en manos de España, acostumbrada a manejar como tal a lo más granado del planeta balompédico.

ESPANA, 5 - ARABIA SAUDÍ, 0

España: Víctor Valdés (Casillas, m. 71); Juanfran, Piqué (Sergio Ramos, m. 45), Albiol, Monreal; Busquets (Iniesta, m. 60), Cazorla (Silva, m. 60), Fábregas (Xavi, m. 45), Beñat ; Fernando Torres (Villa, m. 52) y Pedro. No utilizados: Reina, Arbeloa, Jordi Alba, Xabi Alonso, Jesús Navas y Soldado.

Arabia Saudí: Waleed Abdulah; Albeshi, Hawsani (Albishi, m. 80), Almousa, Alharbi (Alsharani, m. 85); Aljassam (Alruwaili, m. 57), Ateef, Kariri, Jezawi; Aldawsari (Almosa, m. 69) y Alshamrani (Alsahlawi, m. 76). No utilizados: Sharahili, Almosailem, Alsahari, Albergam, Alghamdi, Almoasher, Alhamad y Radiyah

Árbitro: Salmanov (Azerbaiján). Sin amonestaciones.

Goles: 1-0. M. 22. Cazorla. 2-0. M. 26. Pedro. 3-0. M. 46. Xavi. 4-0. M. 63. Villa, de penalti. 5-0. M. 72. Pedro

Pasarón. 11.500 espectadores.

Así las cosas el partido le sirvió al combo de Vicente Del Bosque para completar algún objetivo, activarse de cara a la cita ante Georgia, también para dar carrete a nuevos peones como Beñat o los ya más vistos Juanfran y Monreal, para que Villa recobrara sensaciones de rojo u otorgar responsabilidad de inicio a gente como Fàbregas o Cazorla, que al menos contribuyeron a aportar un punto de competitividad y codicia en la segunda línea.

El barcelonista busca su mejor versión, pero de lo que no pueden caber dudas es de lo que puede aportar al equipo. Es un futbolista diferente, quizás demasiado para el juego del Barcelona y la selección. Ayer, más retrasado que en la Eurocopa, se mostró, participó, probó y tiró varios desmarques en tiempo y forma en los que nadie le encontró. El que puede llegar a ser su sucesor en los corazones gunners simplemente dinamitó un partido que languidecía en su condición de bolo veraniego ante un público silente. Conectó con Pedro, otro agitador, y desmontó el teatrillo saudí a base de desborde.

Al ralentí como estaba, engranó España tres marchas y Arabia se quedó en la parrilla de salida, de una pieza. Se juntaron Cazorla y Pedro en los dos primeros goles, se los repartieron además, el primero tras un mal despeje del meta, el segundo para demostrar que cada vez que Arabia sacaba la línea a treinta metros de su portería tras de sí quedaba un latifundio apto para cualquier semilla, no para la de Fernando Torres, centenario ayer con la selección, también fallón en el control y el remate, sustituido por Villa, que operó desde su acostumbrado punto de partida acostado a la izquierda y volvió a cantar gol al transformar un penalti cometido a Monreal. Para entonces el partido ya era un festival en el que Del Bosque probaba soluciones que se imaginan en situaciones extremas, con Beñat en el mediocentro por delante de los centrales, Pedro de referencia atacante, otra vez atinado para resolver en el área, y Casillas sumando una nueva internacionalidad.

... Y el guaje volvió a marcar

J. L. C.

El día que Torres cumplió 100 partidos con la selección española, David Villa volvió a La Roja. De una tacada, Del Bosque recuperó la figura del 9 y al 7 de España. El niño entró ayer en el selecto grupo de centenarios españoles, donde le esperaban Casillas (139), Zubizarreta (126) Xavi (116), Xabi Alonso (103) y Raúl (102).

“La noticia del día es el regreso de Villa”, aseguró el del Chelsea. “Por lo que representa David para nosotros, verle de vuelta y marcando un gol es lo mejor que nos podía pasar en este partido”. “Estoy feliz. Lo he pasado mal, han sido muchos meses fuera y he echado mucho de menos el buen rollo del grupo, no solo los partidos. He vuelto a disfrutar, ahora que puedo”, dijo Villa, todavía en proceso de recuperación de la lesión que sufrió jugando para el Barcelona en la la semifinal del Campeonato del Mundo de clubs en Japón en diciembre del año pasado.

Disfrutó de minutos en la segunda parte y los aprovechó como acostumbra. Villa, que jugó su último partido con España el 15 de noviembre del año pasado en Costa Rica, lleva con el de ayer 52 goles con la selección.

Más información