Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Italia seca a España

Controlado el contragolpe español, los de Rafa Aguilar caen (7-10) y se medirán a Montenegro en cuartos

El español Marc Minguell, defendido por el italiano Valentino Gallo
El español Marc Minguell, defendido por el italiano Valentino Gallo EFE

Malas noticias para el equipo español de waterpolo. Italia le ganó la partida como ningún rival hasta ahora (10-7) y Blai Mallarach se retiró de la piscina con una posible perforación de tímpano que dificultaría su participación en el partido de cuartos de final contra Montenegro. No le salió nada bien al equipo de Rafa Aguilar, que tardó 13 minutos y medio en meter un gol y no pudo controlar a los boyas dispuestos por Campagna, sobre todo a Danijel Premus, que le metió tres goles a López Pinedo.

ESPAÑA, 7 - ITALIA, 10

ESPAÑA: Dani Pinedo (p), David Martín , Xavi Vallés, Iván Pérez, Balazs Sziranyi, Mario García, Blai Mallarach, Marc Minguell (2), Xavi García (1), Guillermo Molina (1), Felipe Perrone y Albert Español (3).

ITALIA: Stefano Tempesti (P), Amaurys Pérez, Niccolo Gitto, Pietro Figlioli (1), Alex Giorgetti, Maurizio Felugo (1), Massimo Giacoppo, Valentino Gallo (2), Christian Presciutti (1), Deni Fiorentini, Matteo Aicardi (2), Danijel Premus (3).

PARCIALES: 0-2, 3-4, 1-2, 3-2.

ÁRBITROS: Adrian Alexandrescu (RUM) y Dragan Stampalija(CRO)

SEDE: Waterpolo Arena.

Tempesti, un portero de 2,01 metros que pasa por ser uno de los mejores del mundo, levantó una pared en la portería de Italia y, por otra parte, España dejó de sumar goles en sus habituales acciones de contragolpe, neutralizado por un adversario mucho más metido en el partido, más fuerte. A remolque y a rebufo, los españoles fueron concediendo ventajas de hasta cuatro tantos y solo encontraron alivio en el lanzamiento de Español, autor de tres dianas.

Ahora aguarda una selección muy física y especialmente agresiva como Montenegro. “Tienen mucho músculo, mucha natación, un boya muy en forma y tres de los mejores defensores del mundo”, sostiene Guillermo Molina. “Juegan al límite del reglamento”, añade Rafa Aguilar. “Hay que controlar muy bien los arranques de cada período porque es cuando marcan las diferencias”. “Hemos dudado demasiado contra Italia”, reiteraba el seleccionador. “No pudimos tirar nuestra contra”.

¿Prefería a Hungría como rival o a Montenegro?, se le preguntó al técnico. “Yo quería ganar a Italia”. España perdió su segundo partido, después de la derrota contra Croacia, y como tercera del grupo deberá jugar contra Montenegro. “Hay ocho aspirantes a medalla y quizá Serbia es la única que está un punto por encima de los otros siete”, acaba Aguilar.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.