Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Estamos tranquilos, pasaremos”

A pesar de la derrota, el equipo no cambiará de planes y los jugadores apuntan a Marruecos y Honduras, los dos próximos rivales

Otsu marca el gol del triunfo para Japón ante De Gea.
Otsu marca el gol del triunfo para Japón ante De Gea. REUTERS

Ya no se pregunta por los cruces de cuartos y semifinales, ni tampoco por Brasil, en la selección española, sino que se requiere al seleccionador y a los jugadores por Marruecos y Honduras, los dos próximos rivales en la fase de clasificación después de la derrota contra Japón. “Nos aguardan dos finales”, coinciden los futbolistas, “y estamos convencidos de que las ganaremos”.

Aunque hasta ahora se evitaba cualquier comparación con la absoluta, la mayoría de protagonistas olímpicos recordó las trayectorias de España en el Mundial 2010 y de la selección sub-21 en el Europeo de Dinamarca para reivindicar sus opciones de continuar en Londres. “Acostumbramos a sobreponernos a los malos resultados”, recordó Herrera. “Estamos tranquilos”.

Los equipos que entrena Milla acostumbran a ir a la alza en los torneos. Ante Japón, por ejemplo, penalizaron por el juego y, sobre todo, por la diferencia de físico con los nipones. El rival tuvo un mejor tono que el español por una cuestión de puesta a punto. “Hay que mejorar en distintas facetas y entiendo que podemos hacerlo”, reiteró el seleccionador español

A veces te golpean y tienes que levantarte”

De Gea, portero de España

“Nos afectó el gol de Japón”, insistió Herrera. “Japón tiene un equipo rápido e intenso”, añadió. “Y no pudimos imponer nuestra técnica. Yo, de todas maneras, no estoy nada preocupado. Vamos a pasar a cuartos”, donde acceden los dos primeros clasificados y el adversario procederá del grupo en el que compite Brasil, así que se volverán a suceder las cábalas.

“A veces te golpean y tienes que levantarte”, afirmó De Gea. “El primer partido es muy importante, pero ahora que lo hemos perdido no nos queda otra que remontar, por más doloroso que sea asumir la superioridad rival”. “Japón ha estado muy bien plantado en el campo, ha presionado y nuestra circulación de balón no ha sido la mejor”, corroboró Milla.

“Ha habido dos acciones que han marcado el partido: el 0-1 de Japón y la expulsión de Iñigo Martínez”, prosiguió el seleccionador. “Tuvimos que exponer mucho después del descanso y el rival ha podido marcar más goles. No es fácil jugar en inferioridad”, y menos ante un contrario pletórico de fuerza. “Me quedo con la reacción positiva que he visto en el vestuario”

“Me quedo con la reacción positiva que he visto en el vestuario”

Luis Milla, seleccionador español

Milla justificó los tres cambios: “ Herrera le da personalidad y sentido al juego; buscaba mayor consistencia en el medio campo con Oriol Romeu, para combatir las transiciones de Japón, y Tello aporta profundidad, sobre todo con los balones a la espalda de los defensas contrarios. Al final, sin embargo, no pudimos darle la vuelta a la situación”.

A pesar de la derrota, el equipo no cambiará de planes, y el seleccionador permitirá la presencia de sus jugadores en la ceremonia inaugural de los Juegos: “Es una experiencia única que recordarán toda la vida. Lo que tienen que hacer es disfrutar de ese momento y pensar también en el próximo partido” contra Honduras, que empató ante Marruecos (2-2).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información