Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bajo el control de Tiger Woods

El Tigre comienza tres bajo par, a tres golpes de Adam Scott, y avisa: “He jugado realmente bien” ● Mal inicio de los españoles

Adam Scott, con su putter largo.
Adam Scott, con su putter largo. Getty

El regreso de Tiger Woods a los altares es una cantinela que se repite cada vez que el californiano pisa un grande con más o menos acierto, o simplemente cada vez que gana un torneo, como los tres que suma este curso en el circuito estadounidense. Pero su verdadera vuelta a lo más alto es algo así como el cuento del lobo y las ovejas. Nadie se lo cree hasta que lo haya visto. Y de momento… De momento Woods ha vuelto a avisar con su recuperación definitiva. En la primera jornada del Open Británico, bajo los recuerdos de Seve Ballesteros en el campo del Royal Lytham & St. Annes, Tiger mostró que tiene las uñas afiladas. Tres golpes bajo par (67), a tres del líder, el australiano Adam Scott, y la sensación de que las cosas están exactamente como a él le gustan. “Hoy he jugado realmente bien”, dijo. “Me sentí con control de mi juego, pegando bien a la bola aunque algunos putts me fallaran. Tuve un dulce comienzo”.

Y sí, este Tigre que es una incógnita empezó lanzado, con cuatro birdies en los primeros siete hoyos, bajo tan buenas condiciones (tiempo seco, poco viento) que su caddie, Joe Lacava, vestía pantalones cortos. El Open, sin viento ni lluvia, no parecía el Open, y de ahí los bajos resultados. En la segunda vuelta perdió Tiger un golpe, pero mantuvo sensaciones: cogió 15 greens de 18, 13 calles de 14, y evitó cada uno de los 205 búnkers que minan el recorrido. Solo utilizó una vez el driver, y acabó con 30 putts. El número cuatro del mundo rema en busca de su cuarta Jarra de Plata y de su 15º grande.

Tiger, vestidito de blanco, dejó a tras a Sergio García, su compañero de ronda, y síntoma del gris papel de los golfistas españoles en la apertura del Open. Rafael Cabrera-Bello fue el mejor con 70 golpes, el par, mientras que Fernández-Castaño y Jiménez se marcharon a los 71 y Sergio García a los 72. Poco brillo para una jornada en que el tiempo permitía mejores alardes.

El mando lo lleva Adam Scott. Sus 64 golpes igualaron la mejor vuelta en Royal Lytham. Fueron ocho birdies (y dos bogeys) firmados con un putter largo. Tiger y Rory McIlroy, con 67, al acecho.

Clasificación tras la primera jornada: 1. Adam Scott (Aus), 64 golpes (-6). 2. Paul Lawrie (Esc), 65.  Zach Johnson (EEUU), 65. Nicolas Colsaerts (Bel), 65. 5. Brandt Snedeker (EEUU), 66. 6. Ernie Els (Sud), 67. Bubba Watson (EEUU), 67. Graeme McDowell (Irl.N), 67. Tiger Woods (EEUU), 67. Toshinori Muto (Jap), 67. Rory McIlroy (Irl.N), 67. 36. Rafael Cabrera-Bello, 70. 54. Gonzalo Fdez.-Castaño, 71. Miguel Ángel Jiménez, 71. 80. Sergio García, 72. 99. Pablo Larrazábal, 73. 117, Alejandro Cañizares, 74. Álvaro Quirós, 74.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.