Una prórroga para Armstrong

El juez concede 30 días al exciclista para que decida si acepta los cargos por dopaje en su contra o mantiene su inocencia

Lance Armstrong, durante una conferencia en Nueva York en septiembre de 2010.
Lance Armstrong, durante una conferencia en Nueva York en septiembre de 2010.TIMOTHY A. CLARY (AFP)

Estados Unidos ha recibido la suspensión de tres colaboradores de Lance Armstrong como uno de los avances más negativos hasta ahora en la investigación abierta por la Agencia Antidopaje contra él. Armstrong cuenta con un nuevo plazo de 30 días para preparar su defensa y comunicar al juez si admite los cargos impuestos por la Agencia (USADA, por sus siglas en inglés) o los rechaza, por lo que seguiría adelante el procedimiento judicial.

Los principales medios norteamericanos han recogido la suspensión de por vida a los tres colaboradores de Armstrong, acusados de proporcionar y administrar sustancias prohibidas a ciclistas de los equipos US Postal y Discovery. Los nombres de Luis García del Moral, Pepe Martí y el italiano Michele Ferrari siempre van acompañados de las fechas en las que estuvieron junto al exciclista norteamericano: entre 1999 y 2005. Los tres formaban parte de lo que la agencia califica como “conspiración por dopaje del equipo US Postal” y han negado los cargos en todo momento.

“La suspensión permanente de estos individuos en el ámbito deportivo es un poderoso mensaje que impide e impedirá su influencia sobre varias generaciones de atletas y garantiza la integridad de competiciones futuras”, declaró en un comunicado el director ejecutivo de USADA, Travis Tygart. Hasta el momento, es la única autoridad -deportiva o política- que se haya pronunciado sobre el caso.

El juez ha accedido, sin embargo, a conceder una prórroga de 30 días a Armstrong para comunicar si acepta los cargos de los que se le acusa -por lo que perdería los siete títulos del Tour de Francia y tendría prohibido competir a nivel nacional e internacional- o mantiene su inocencia, por lo que avanzaría el procedimiento judicial.

Según informa The New York Times, además del avance de la investigación, uno de los factores que más pueden afectar a Armstrong son los testimonios de compañeros de equipo como Hincapie, que nunca dio positivo. “Si se sienta en el estrado y declara contra Lance, será doloroso para él, pero también será histórico porque se romperá de verdad el código de silencio del ciclismo”, afirmó el exciclista Joe Papp -condenado por traficar con esteroides- en declaraciones al diario.

“Tiene la reputación de ser un deportista americano perfecto, limpio, que define todo lo bueno de este país. Simplemente lleva esa responsabilidad. Y respecto a la credibilidad que tiene con respecto a Lance, es intachable”, comentó Papp.

Armstrong criticó a los compañeros de equipo que han accedido a incriminarle en declaraciones ante la agencia antidopaje a cambio de inmunidad judicial y “la oportunidad de seguir compitiendo en la mejor carrera ciclista”. En sus declaraciones, publicadas a través de Twitter, el norteamericano también afirmó que los corredores son víctimas de un proceso legal injusto.

El exciclista mantiene desde el lunes un tira y afloja con las autoridades judiciales para impedir el avance de la investigación. Armstrong presentó a comienzos de semana una demanda ante un juez federal de Tejas en la que exigía la suspensión de las pesquisas de USADA, alegando que la agencia carece de competencias para presentar cargos contra él. El juez, sin embargo, rechazó la demanda a las pocas horas.

“Este tribunal no tiene intención de complacer el deseo de publicidad de Armstrong, su 'autoengrandecimiento' ni sus injurias contra la acusación, con la lectura de 80 páginas innecesarias en su mayoría para buscar los pocos pedazos de material verdaderamente relevante para sus argumentos”, declaró el juez. Armstrong, sin embargo, ha respondido este miércoles presentando la misma demanda ante una corte federal, por lo que ahora un tribunal de varios jueces deberá decidir de nuevo si admite a trámite su petición.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS