Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España no tendrá representación oficial en Ucrania

El Gobierno español y el galo descartan acudir a Donetsk por el ‘caso Timoshenko’

Rajoy y el primer ministro polaco, Donald Tusk, en el partido entre España e Italia. Ampliar foto
Rajoy y el primer ministro polaco, Donald Tusk, en el partido entre España e Italia.

Ya lo había alertado el ministro de Exteriores alemán, Guido Westerwelle, la semana pasada: nadie debía olvidar durante la Eurocopa la situación de la ex primera ministra ucraniana Yulia Timoshenko, encarcelada en Kharkiv desde el pasado octubre. “Espero que en medio de todo el entusiasmo que hay en torno al balón, el destino de Timoshenko y el resto de opositores que están en la cárcel no sea olvidado”, aseguró Westerwelle en vísperas del último partido de la fase de grupos, que su selección disputaba en la misma localidad donde cumple condena la ex primera ministra. Una situación que comparten las autoridades españolas, que no tendrán representación en el partido de mañana en Donetsk (Ucrania) ante Francia, según han confirmado fuentes de la Oficina de Información Diplomática.

Hasta el último momento, el secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, ha estado pendiente de una decisión definitiva para cerrar su agenda y, así, la posibilidad de acudir al encuentro de cuartos de final. Cardenal estuvo presente en los tres partidos de la primera fase, disputados todos ellos en Polonia. La mayor representación española se produjo en el partido inaugural, ante Italia, al que acudieron los príncipes de Asturias y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Finalmente, tras estudiar las distintas posibilidades, España ha decidido que la única personalidad que acuda al Donbass Arena de Donetsk sea el embajador en Ucrania, José Rodríguez Moyano, si bien no acudirá al palco de autoridades, sino “como un aficionado más”, según fuentes de la federación española, al que habilita la UEFA.

El embajador en Kiev asistirá “como un aficionado más” a la tribuna de la UEFA

La posición de las autoridades españolas ha sido consensuada con Francia, que tampoco tendrá representación en el partido de hoy, ya que solo la barajaría a partir de un hipotético pase a semifinales, informa Miguel Mora. Francia fue uno de los países, junto a Reino Unido y Bélgica, que inició el boicot a Ucrania por la situación de Timoshenko, al que después se unió Alemania. La canciller germana, Angela Merkel, acudió ayer al palco del Arena de Gdansk para presenciar el partido ante Grecia, el primero que disputa el combinado de Löw en suelo polaco. Hasta ahora, la fase de grupos la habían disputado en Ucrania, aunque han estado concentrados a las afueras de Gdansk.

Timoshenko fue condenada el pasado mes de octubre a siete años de cárcel y, actualmente, permanece internada en una clínica de Kharkiv, a la espera de que el próximo día 26 un alto tribunal de derecho civil y penal diga la última palabra sobre su situación, aunque la decisión final, si se falla en contra de Timoshenko, podría ir a parar al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.