GRUPO A | POLONIA-RUSIA

Rusia, amenazada con perder seis puntos por los altercados

Tras las peleas entre hinchas rusos y polacos, la UEFA castigará al equipo en la próxima fase clasificatoria del torneo si se repiten los incidentes

Seguidores polacos detenidos tras los altercados.
Seguidores polacos detenidos tras los altercados.REUTERS

Una cincuentena de heridos y casi 200 detenidos es el balance de los graves enfrentamientos que se registraron ayer entre hinchas rusos y polacos. Ante eso, el Comité de Control y Disciplina de la UEFA ha decidido sancionar con una deducción de seis puntos a la Federación de Fútbol de Rusia (RFS) en la próxima fase de clasificación para la Eurocopa 2016, aunque la sanción está provisionalmente suspendida a expensas del comportamiento que muestren los seguidores rusos a partir de ahora y hasta el final de las eliminatorias.

Las escaramuzas fueron constantes en distintos puntos de la ciudad y muy especialmente en las inmediaciones del Estadio Nacional de Varsovia, donde ambas selecciones disputaron anoche el segundo de los partidos de la fase de grupos. La policía contuvo a los 9.500 aficionados rusos que se encontraban dentro del estadio, a los que prohibió abandonar el lugar hasta pasados 20 minutos del desalojo total del mismo. Sin embargo, los disturbios se propagaron por las calles de la capital polaca. La policía tuvo que intervenir con pelotas de goma y gases lacrimógenos. Según fuentes policiales, hubo 160 aficionados polacos detenidos y 24 rusos.

Seguidores polacos hoy en Varsovia.
Seguidores polacos hoy en Varsovia.PETER ANDREWS / REUTERS

El momento de máxima tensión se produjo por la tarde, cuando miles de hinchas rusos se reunieron en el centro de la capital para caminar en manifestación hacia el campo. La marcha, autorizada porque ayer se celebra la fiesta nacional rusa, se vio alterada por un petardo lanzado por una decena de fanáticos polacos.

Más tarde, los incidentes entre ambas aficiones se trasladaron al puente del Vístula y a la entrada del estadio. A los enfrentamientos entre radicales de los dos bandos le siguieron altercados entre aficionados polacos y la policía local, cuyo despliegue ha sido cifrado en unos 6.000 agentes. Testigos presenciales calificaron el ambiente de insostenible por las provocaciones mutuas entre hinchas de los dos bandos. La televisión polaca mostró imágenes de enfrentamientos continuos entre grupos de decenas de personas. Según fuentes policiales, los agentes se vieron obligados a responder a las agresiones recibidas por parte de radicales polacos.

El ministro del interior, Jacek Cichocki, ya ha venido anunciando durante la semana que la policía se enfrentaba a un gran desafío con motivo de la rivalidad Polonia-Rusia. Así, antes de la celebración del partido, se reforzaron las patrullas y los controles y se requisaron multitud de objetos punzantes y bengalas. Algunos seguidores rusos protestaron por la presión a la que son sometidos en general después de los incidentes que ya se produjeron en Wroclaw durante el partido con la República Checa.

El miércoles, la UEFA, organismo que rige el fútbol europeo, condenó los incidentes en un comunicado. "Nuestra filosofía es la de crear un ambiente acogedor junto con un enfoque de perfil bajo por parte de las autoridades policiales", dice el texto. "Todo debe estar centrado en facilitar el disfrute de los partidos por parte de los verdaderos aficionados al fútbol y en aislar al pequeño porcentaje que quiere crear problemas. La UEFA está en constante diálogo con las autoridades públicas para lograr este objetivo".

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50