“Pondré mi patrimonio para saldar compromisos del Villarreal”

Fernando Roig asume la responsabilidad del descenso, arremete contra el reparto televisivo y advierte de que en el fútbol “hay que cambiar muchas cosas”

Pasado el luto de dos días por el descenso del Villarreal a Segunda, el presidente Fernando Roig, acompañado de su hijo, Roig Negueroles, consejero delegado de la entidad castellonense, dio la cara y asumió la responsabilidad del fracaso deportivo en una rueda de prensa multitudinaria en la que entró y salió con aplausos. “Somos conscientes de que no hemos hecho las cosas bien”, comenzó su exposición Fernando Roig; “ni quiero pensar en los últimos cinco minutos de la Liga, el fuera de juego (en alusión al gol del Rayo Vallecano ante el Granada), ni en el Zaragoza. Si hay amaños es porque alguien está dispuesto a comprar y otro a venderse. La realidad es que hemos quedado terceros por la cola y el año que viene estaremos en Segunda”. 

Más serio se puso Roig al hacer un repaso de su gestión desde su llegada al club castellonense y defenderse sobre el caso Nóos: “De 1997 a 2004 nos consolidamos en Primera. El objetivo del Villarreal era estar entre los mejores de España y Europa. Pusimos el máximo esfuerzo en conseguir buenos ingresos. El Villarreal no pagó 600.000 euros, con su IVA correspondiente, por un informe de 13 folios. Invirtió dinero en un estudio para vender el nombre del estadio El Madrigal valorado, cinco años atrás y con otra perspectiva económica, en 38 millones de euros por 10 años”, aseguró Roig. 

El presidente del Villarreal pasó a defender su postura en lo que concierne al reparto televisivo, que considera desigual y abusivo. “El Villarreal quería otro tipo de contrato al que se ha conseguido, como los que existen en Europa, como Alemania e Inglaterra, donde hay más igualdad, competitividad y emoción. Las diferencias son abismales entre los dos primeros (Madrid y Barcelona), los dos siguientes (Valencia y Atlético) y los demás”. Para Roig, los 38 puntos de diferencia entre el Madrid y Valencia, primero y tercero respectivamente, lo dicen todo. “El Villarreal ha sido el último equipo que fue subcampeón de la Liga (2008), que no resultó ser Madrid o Barcelona. Las diferencias irán a más”, auguró el máximo accionista de la entidad castellonense. 

No vamos a necesitar vender. Que no vengan a pescar donde no se puede pescar

El Villarreal seguirá con la política de cantera y no va a malvender a sus principales jugadores a pesar de que algunos tendrán que salir. “No vamos a necesitar vender. Que no vengan a pescar donde no se puede pescar”, advirtió Roig, que pondrá parte de su fortuna para que el club continúe el camino marcado. “No estamos en agonía. Voy a poner parte de mi patrimonio para pagar los compromisos que ha adquirido el Villarreal en Primera. Con la ayuda de la afición y algo de pasta que voy a poner yo y alguno de estos (señalando a el grupo de consejeros que le acompañaban), saldremos reforzados”. Preguntado por si el Villarreal ha pagado por la cruzada que mantiene contra los grandes clubes, Roig dijo que se mantendrá siempre en la misma línea. “No sé si nos han perjudicado. Si considero que algo no es justo, como el reparto de televisión, lo diré. Estoy de acuerdo con que se dé ayuda a los clubes que descienden (el Villarreal no recibirá ninguna cantidad en tal concepto ya que no firmó el compromiso del futuro reparto audiovisual y dejará de ingresar por ello unos ocho millones de euros). Pero no a cambio de que yo me quedo con el trozo grande y te doy el pastelito”, volvió a reiterar el presidente amarillo. “No sé si otros clubes se alegrarán del descenso nuestro, pero sí de no tener que pagarnos nada”, declaró Roig. La única ayuda que recibirá el Villarreal será de tres millones de euros más medio millón por el descenso del filial, a devolver en cuatro temporadas a la Liga de Fútbol Profesional. 

Sobre lo acontecido en el encuentro entre el Rayo y Granada, en el que los jugadores rayistas conminaron a los andaluces a que se dejaran marcar, Roig pasó de puntillas sobre el tema. “En el fútbol han de cambiar muchas cosas. Si existen cosas así, no es nada bueno para el fútbol”. En cuanto a la posibilidad de que al 30 de junio algunos equipos no satisfagan sus deudas y esto pueda acarrear la pérdida de categoría y el Villarreal recupere la perdida, Roig no quiso hacerse ilusiones. “Si otros equipos no pagan no es mi problema. El Villarreal quiere jugar en una Liga en la que todos los equipos juguemos con las mismas cartas. De todos modos al Villarreal no le informan de nada. La Comisión de Control de la Liga deberían contar con todos los equipos de Primera y Segunda”, concluyó el presidente del Villarreal. Anteriormente, Lotina, técnico amarillo en los dos últimos meses, se despidió del club: “Sé que hemos fallado”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS