Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
POLÍTICA DEPORTIVA

La Comisión Europea apoya el Juego Limpio Financiero de la UEFA

Ambos organismos recuerdan que “los ingresos de los clubes deben ser, como mínimo, iguales a los gastos”

La Comisión Europea ha dado su respaldo a la UEFA y a su plan sobre el Juego Limpio Financiero, el conjunto de normas con el que máximo organismo del fútbol europeo pretende que los clubes presenten unas cuentas equilibradas. Joaquín Almunia, comisario de Competencia, y Michel Platini, presidente de la UEFA, han suscrito una declaración conjunta hecha pública hoy, en la que se materializa el respaldo, se destaca “la coherencia entre las normativas y los objetivos del juego limpio financiero y la política en el campo de las ayudas estatales” y se sientan las bases para una cooperación futura en temas como el tratamiento fiscal de los clubes de fútbol.

El comunicado conjunto parte de una llamada a la austeridad. “El principio fundamental del Juego Limpio Financiero se basa en la noción de que los ingresos del fútbol deben, como mínimo, ser iguales a los gastos. Ningún negocio puede establecer una base sólida para el futuro gastando continuamente más de lo que ingresa o de lo que, razonablemente, espera ingresar”, señala. El texto asegura que el endeudamiento de los clubes es “alto” y aún “creciente”, y que es esta situación la que ha motivado la intervención de la UEFA. La declaración establece, no obstante, un matiz para “ciertas categorías de gasto” e inversiones a largo plazo vinculadas a la mejora de infraestructuras, la formación de futbolistas y los proyectos sociales y comunitarios. Es “legítimo”, se asegura, que estos casos no condicionen la regla de equilibrio.

La declaración insiste en que las nuevas normas impulsadas por la UEFA contribuyen a reforzar la política de control de las ayudas de Estado comunitaria porque persiguen idéntico objetivo: “Preservar una competición justa”. Según el texto, este equilibrio puede verse alterado como consecuencia de las dificultades financieras de un club mal gestionado y, a la postre, intervenido. Desde este punto de vista, la UEFA y la Comisión vaticinan que la aplicación de las normas del Juego Limpio Financiero reducirá las intervenciones públicas. En estos supuestos, en todo caso, la Comisión llama a que se apliquen medidas compensatorias que garanticen el equilibrio de la competición, aunque deja la puerta abierta a cuáles sean estas medidas.

El texto asegura que el endeudamiento de los clubes es “alto” y aún “creciente”, y que es esta situación la que ha motivado la intervención de la UEFA

La declaración llama, por último, a fijar un tratamiento fiscal igualitario entre los clubes de fútbol profesionales y los “actores económicos de similar estatus”. Es decir, el resto de empresas constituidas bajo cualquier forma societaria.

El Juego Limpio Financiero es un conjunto de normas y guías de actuación elaboradas por la UEFA con la finalidad de racionalizar las finanzas de los clubes de fútbol, contribuir a una mejor gestión económica y, en palabras del organismo, “proteger la viabilidad a largo plazo del fútbol europeo”. Los informes elaborados periódicamente por el máximo organismo del fútbol europeo ponen de manifiesto un endeudamiento creciente de muchos clubes y “problemas de liquidez”, de forma que entre los objetivos declarados está también “disminuir la presión sobre los salarios y las transferencias”. Las medidas ya han entrado en vigor, aunque no será hasta la temporada 2013/2014 cuando su cumplimiento comience a ser evaluado.

En una carta que acompaña a la declaración conjunta, Joaquín Almunia muestra su “apoyo pleno” a los objetivos de la regulación del Juego Limpio Financiero, al que considera “esencial” para garantizar las finanzas de los clubes de fútbol. Almunia asegura que en anteriores ocasiones ya había expresado su “preocupación” por el hecho de que los clubes “inflaran los precios de los traspasos y los salarios de los jugadores”, incluso cuando “su posición financiera no les debería permitir hacerlo”. Almunia se muestra especialmente crítico con que esta práctica se haya extendido de forma “injustificada” en un contexto marcado por la crisis económica en el que “todos los Estados miembros están introduciendo medidas de austeridad”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.