Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo ratifica el pago de Figo de 2,5 millones de euros a Hacienda

El exjugador del Barça y del Real Madrid no abonó el impuesto de la renta de las personas físicas entre los años 1997 y 1999

El Tribunal Supremo ha ratificado una sentencia de la Audiencia Nacional que condenó a Figo,  exjugador del Barcelona y del Real Madrid, a pagar a Hacienda casi dos millones y medio de euros en concepto de IRPF por los ejercicios de 1997, 1998 y 1999, en las que militó en las filas del Barcelona.

La Sala de lo contencioso confirma que Figo deberá pagar a Hacienda 662.300,17 euros correspondientes a 1997; 960.057,69 euros correspondientes a 1998 y 834.260,10 euros de 1999.

En un comunicado, Figo aseguró que ya pagó en 2002 ese dinero y que luego decidió impugnar la multa. “Lo que resulta de la decisión del Supremo es la denegación de esa impugnación”.

Figo alegó infracción del real decreto de relaciones laborales de los deportistas profesionales, al otorgar la consideración de salario a los derechos de imagen cedidos temporal o indefinidamente a terceros, en su caso a Super Sport Limited.  El Supremo responde que es cierto que se admite la disociación de los derechos de imagen derivados de la relación laboral con el club, que tributarán como rendimientos de trabajo personal, de los derechos de imagen cedidos a terceros, no referidos a su actividad profesional, que tributarían como rendimientos de capital mobiliario. 

Pero para que se dé esta situación hay que demostrar de forma indubitada esa cesión a terceros mediante los pertinentes contratos entre el jugador y la sociedad cesionaria y entre esta y el club. En el caso examinado, según la sentencia, en los contratos aportados no se acredita la autenticidad en su formalización y aparecen desvirtuados por hechos posteriores. 

El Supremo tampoco estima la alegación de Figo, que niega que el Barcelona fuera el beneficiario último de los derechos de imagen adquiridos por Television Catalunya, ya que el club tenía cedidos sus derechos de imagen a TVC.