Ingles y Vázquez resuelven en Tel Aviv

El Barcelona logra un triunfo de vital importancia ante el Maccabi (57-71)

Problemas para frenar a Mallet, el pequeño y vivaz base, viejo conocido de su etapa en Badalona, y también a Langford, el escolta que brilló con el Khimki ruso, problemas con las faltas, problemas de puntería en los triples, problemas en la circulación de balón... La cancha del Maccabi se convirtió en un complejo crucigrama para el Barcelona. El equipo de Xavi Pascual fue resolviendo cada detalle como demandaba la réplica garantizada por el experimentado estratega que tuvo enfrente, David Blatt. En última instancia, Ingles, Vázquez y Lorbek resolvieron el entuerto y el Barcelona sacó su mejor repertorio precisamente en el momento más crítico, en el último tramo del último cuarto, después de un partido muy trabado y, hasta entonces, igualado.

MACCABI TEL AVIV, 57 - BARCELONA REGAL, 71

Maccabi Tel Aviv: Mallet (12), Smith (2), Burstein (0), Blu (6), Schortsanitis (4) -equipo inicial-; Papaloukas (2), Hendrix (8), Eliyahu (0), Oyahon (6), Scheyer (0) y Langford (17).

Barcelona Regal: Marcelinho (5), Eidson (5), Mickael (0), Lorbek (18), Perovic (4) -equipo inicial-; Sada (4), Navarro (5), Vázquez (14), Wallace (3), Ingles (13) y Ndong (0).

Parciales: 19-12, 10-17, 13-15 y 15-27.

Árbitros: Christodoulou (Grecia), Jovcic (Serbia) y Anastopoulos (Grecia).

Nokia Arena de Tel Aviv. 11.000 espectadores.

La premisa para cualquier rival del Maccabi se centra en el marcaje al hercúleo Schorsanitis. El Barça afinó en ese sentido. Su estudiado trabajo fructificó con las dos faltas que sumó el gigantón griego en el primer minuto de juego y el milimetrado marcaje al que le sometió. Sada redujo los daños de Mallet y Navarro, todavía lejos de su mejor forma después de varias semanas de ausencia tras su reciente lesión en un pie, irrumpió con muy buena estrella, con un triple que el Barça necesitaba como el agua tras haber fallado los cuatro primeros y haber facilitado el repliegue de la defensa israelí. A ese triple le siguió otro de Wallace y poco después un tercero de Lorbek. El parcial de 2-12 le permitió al Barça adelantarse (21-24) y rehacerse de su flojo inicio (15-8).

El Maccabi se abonó a la resolución desde la línea de tiros libres. Por momentos su superioridad fue abismal. El Barça, concluido el tercer cuarto, solo había acudido a ella en dos ocasiones; el Maccabi, en cambio, más agresivo, había anotado 14 tiros libres. Todo cambió en el último cuarto. Pascual, visto el mal día de Mickeal, nefasto en el tiro con un 0 de 6, y también la discreta prestación de Navarro, dio cuerda a Ingles y el australiano respondió como pocas veces, al tiempo que Vázquez y Lorbek imponían su superioridad en el interior de la zona. Lo bordó el Barcelona en el último cuarto y marcó una diferencia tremenda, insospechada durante tres cuartas partes del partido, muy meritoria si se tiene en cuenta que Navarro y Mickeal rindieron a medio fuelle, que Ndong apenas entró en juego y que Sada y Marcelinho sudaron la gota gorda para frenar a Mallet y Langford, demasiado solos en el Maccabi.

Lorbek lanza ante Hendrix.
Lorbek lanza ante Hendrix.OLIVER WEIKEN (EFE)

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción