Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"A ver si esta temporada les superamos"

Mourinho reconoce la superioridad del Barcelona y valora "la personalidad" de Callejón

Líder de la Liga con tres puntos de ventaja respecto al Barcelona y clasificado para los octavos de la Liga de Campeones con un registro histórico en la fase de grupos -seis victorias de seis, 19 goles a favor y dos en contra-, el Madrid cerró el año con el pase a los octavos de final de la Copa solventando su compromiso ante la Ponferradina. "Estamos haciendo las cosas bien, y espero que mis jugadores sigan por esta senda. Al nuevo año no pido nada en lo futbolístico, pido salud para los míos y un mundo mejor", declaró José Mourinho después del partido.

La única asignatura pendiente de este Madrid siguen siendo los enfrentamientos con el Barça, que le ganó en el Bernabéu en la Liga (1-3) y que le arrebató la Supercopa en verano. "Como ya dije, alabando a un gran adversario, ganaríamos fácil cualquier otra Liga. Pero nos enfrentamos a un equipo muy bueno y lo que hicimos la temporada pasada no fue suficiente. A ver si en esta les superamos", dijo el técnico, que por una vez admitió la superioridad del conjunto azulgrana.

A la espera de los trofeos que le permitan compararse con los grandes equipos de la historia del club, el Madrid de Mou firmó anoche otro récord. Si frente al Ajax, en la Champions, igualó la marca de 15 victorias seguidas del Madrid de Miguel Muñoz de la temporada 1960-61, ayer superó el registro de imbatibilidad del club en la Copa del Rey, que tenía La Quinta del Buitre y se fraguó entre las temporadas 1988-89 y 1989-90. Ese Madrid mantuvo su portería a cero durante 595 minutos. El de Mou llevaba 617 hasta que Acorán anotó el tanto de la Ponfe. El anterior récord lo compartían Buyo (580 minutos) y Agustín (15). En este, se llevan los méritos Casillas (473 minutos en el curso anterior) y Adán (144 en esta temporada).

En el minuto 33, cuando el Madrid rebasó esa marca, Callejón ya había marcado el primer gol de la noche. El ex del Espanyol sigue anotando con una frecuencia asombrosa. Con los dos de anoche, ya ha marcado nueve tantos en 13 partidos, aunque ha jugado de titular solo cinco. "Me lo esperaba y no me lo esperaba un Callejón así", explicó Mourinho; "me lo esperaba porque me gustaba el modo en el que jugaba en el Espanyol, pero nunca se sabe cómo un futbolista puede reaccionar a un cambio de club y en una realidad grande como el Madrid. Está demostrando una personalidad muy fuerte".

No solo el delantero está reclamando más espacio con sus actuaciones. También Sahin se reivindicó con el primer gol con la camiseta blanca y una asistencia. Aunque, en su caso, Mourinho fue más cauto. "Partidos como estos son un bien para la autoestima de Nuri, para que recupere autoconfianza en su proceso de recuperación, más que para que yo haga una evaluación", explicó.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.