Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Raúl cierra el círculo

El español clasifica al Schalke ante el Steaua (2-1) con su primer gol en la Liga Europa, competición en la que ha debutado esta temporada

A sus 34 años, con una hoja de servicios impecable y un buen saco de goles en su haber en todas las competiciones en las que ha participado, había todavía un torneo en el que Raúl González no había visto puerta. Habituado a competir con el Real Madrid -y el curso pasado con el Schalke- en la Liga de Campeones, el delantero español no debutó hasta este curso en la Liga Europa. En su cuarto partido, ante el Steaua de Bucarest, se estrenó, marcando el gol de la victoria de los alemanes (2-1).

Raúl sigue avanzando así por terrenos inexplorados de la mano del conjunto alemán. Si la temporada pasada se proclamó por primera vez en su carrera campeón de la Copa, título que se le resistió durante sus 16 campañas en la Liga española, ante el Steaua se estrenó como goleador en la única competición europea en la que todavía no había marcado. Máximo goleador histórico de la Champions, con 71 dianas (y de las competiciones europeas, con 74), Raúl marcó también en la Supercopa de Europa de 2000, en la que el Madrid cayó ante el Galatasaray (2-1). El delantero, que también ha visto puerta en todas las competiciones españolas, en la Copa Intercontinental, en la Eurocopa y en el Mundial, cerró el círculo en la Liga Europa con un gol al más puro estilo Raúl. Siempre en el sitio indicado, aprovechó un mal disparo de Huntelaar para empujar el balón en boca de gol. Los tres puntos aseguran la clasificación y la primera plaza del grupo J al Schalke. La segunda se la disputará en la última jornada el Steaua con el Maccabi Haifa y el AEK Larnaca, que derrotó al equipo israelí (2-1) con goles de los españoles Gonzalo García y Gorka Pintado.

MÁS INFORMACIÓN

En el grupo del Athletic, un París Saint-Germain en horas bajas sufrió un sorprendente batacazo ante el Salzburgo (2-0). El cuadro parisiense venía de perder el liderato en la Ligue 1 con una dolorosa derrota ante el Olympique de Marsella (3-0) en el gran clásico de Francia. Este nuevo tropiezo deja al PSG tercero, empatado a siete puntos con los austriacos, por lo que se jugará el pase en un último partido en el que recibirá la visita de los de Marcelo Bielsa.

En el grupo K, el Twente, ya clasificado, fue muy superior a un Fulham (1-0) al que la derrota le complica la vida, aunque sigue dependiendo de sí mismo para lograr el pase. También aspirará a clasificarse el Wisla de Cracovia, que ganó (1-2) en su visita al Odense, quedando, con seis puntos, a uno del equipo londinense. El Anderlecht, ya clasificado, aprovechó el buen momento de Gillet, autor de los dos goles de su equipo, para someter en Atenas (1-2) a un desahuciado AEK, que no se jugaba nada. Los belgas tienen a tiro la primera plaza del grupo L, toda vez que el Lokomotiv, tras derrotar 3-1 al Sturm Graz, necesitaría golearles a domicilio en el último partido para arrebatársela.

Se aseguró la primera plaza del grupo D el Sporting de Lisboa gracias a su victoria sobre el Zúrich (2-0) y al empate entre el Vaslui y el Lazio (0-0), que se jugarán la segunda plaza en la última jornada. Quedan también cosas por decidir en el grupo E. El Stoke City logró el pase con su empate en casa contra el Dinamo de Kiev (1-1). Segundo es el Besiktas, que estuvo a punto de desperdiciar una renta de dos goles ante el Maccabi, que llegó a empatar a dos. En el último momento, el portugués Quaresma cerró la victoria turca (2-3) con un magnífico tanto. Al Besiktas le vale un punto para clasificarse.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.