Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BARCELONA REGAL, 92 - MONTEPASCHI SIENA, 75

Eidson abre y Navarro cierra

Los aleros del Barça Regal mantienen a raya al amenazador Montepaschi

Eidson y Navarro elevaron al Barcelona Regal por encima de un Montepaschi Siena que compareció con mucho relumbrón, se vio barrido por momentos, dio la sensación de poder remontar y acabó claudicando. No le quedó otro remedio. No pudo con Eidson y, cuando las cosas se pusieron más feas, Navarro, pese a no haber dado apenas señales de vida hasta entonces, tomó la responsabilidad de resolver con seis puntos de oro en los momentos decisivos, terminó con ocho. La solvencia de su capitán contagió a su equipo, que avasalló en los compases finales.

La defensa del Barcelona le cortó el hilo a McCalebb. Trató de aislarle del contacto con el balón. Una vez lo tiene, el americano nacionalizado macedonio, se convierte en una pesadilla para cualquier rival. Se aplicó la defensa azulgrana en ese cometido, especialmente cómoda en el inicio, cuando los pívots del Montepaschi, Andersen y Stonerook, apenas dieron pie con bola. Todo lo contrario sucedía con los hombres altos del Barça Regal. Lorbek y Ndong lucieron su buena mano, aprovechando los huecos que dejó la defensa italiana en las inmediaciones de la línea de tiros libres.

BARCELONA REGAL, 92 - MONTEPASCHI SIENA,75

Barcelona Regal: Marcelinho (7), Navarro (8), Eidson (22), Lorbek (17), Ndong (15) -equipo inicial-; Sada (2), Vázquez (8), Wallace (7), Inlges (2) y Mickeal (4).

Montepaschi Siena: McCalebb (20), Kaukenas (10), Aradori (2), Stonerook (0), Andersen (12) -equipo inicial-; Zisis (3), Rakocevic (11), Carraretto (0), Lavrinovic (13), Ress (2) y Moss (2).

Parciales: 24-12, 16-16, 23-22 y 29-25.

Árbitros: Ziemblicki (Pol.), Viator (Fra.) y Vojinovic (Serb.). Expulsaron a Moss y Mickeal (m. 17).

Palau Blaugrana. 6.500 espectadores.

Eidson, con 22 puntos, seis rebotes y cuatro asistencias, fue el jugador que marcó mayores diferencias. Pianigiani, el entrenador del Montepaschi, optó por dar entrada en el cinco titular a Pietro Aradori, con la misión de frenarle. No lo consiguió. El alero de Carolina del Sur brindó un recital de agresividad ofensiva. El Barcelona cobró un botín muy interesante (19-4 y 36-19). Entremedias McCalebb ofreció un primer chispazo de su indiscutible calidad. Después, los acontecimientos dieron un vuelco con tres acciones que, de golpe y porrazo, calentaron los ánimos. Una falta en ataque de Ingles, un rifirrafe entre Mickeal y Moss que los árbitros atajaron de manera fulminante con la expulsión de ambos, y otra falta de Navarro a renglón seguido.

El equipo de Siena se animó con la entrada de Rakocevic, el veterano anotador, exlíder del Caja Laboral y del Valencia, ahora en labores de actor de reparto. La peor fase del Barcelona se produjo en el arranque del tercer cuarto. Andersen, el pívot exazulgrana y que las últimas temporadas estuvo con Houston y Toronto en la NBA, dio las primeras señales de vida. Entre él y McCalebb dejaron en evidencia por momentos la defensa del Barcelona. El Montepaschi llegó a reducir a diez puntos su desventaja (51-41). No tardó en solucionar sus problemas el Barcelona. Vázquez y Wallace le dotaron de más fuerza y eficacia cerca del aro. Y por supuesto, Eidson, volvió a mostrarse implacable en sus acciones.

El Montespachi no se dio por vencido. En el último cuarto fue cuando, de la mano de Lavrinovic y Kaukenas, llegó a situarse a siete puntos (75-68). Pero entonces apareció en escena Navarro y el Barça acabó a toda mecha,

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.