Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Juegos Mediterráneos del 2017 se celebrarán en Tarragona

La ciudad española se impone en la votación final (36-34) ante la egipcia Alejandría

Tarragona organizará los Juegos del Mediterráneo en 2017. La decisión se ha tomado a las 11:30 de esta mañana durante una ceremonia en Mersin (Turquía). La ciudad catalana competía con la egipcia Alejandría. Finalmente, en la votación han participado 22 comités olímpicos, cada uno con tres votos, más cuatro votos del propio COI. Y Tarragona ha ganado por mayoría absoluta (36 a 34). "No tengo palabras, gracias a todos los que nos apoyado, lo celebraremos y haremos los mejores juegos de la historia", ha dicho Josep Fèlix Ballesteros, alcalde de la ciudad, segundos después de conocerse la decisión en declaraciones a Tarragona Radio, que ha retransmitido todo el acto en directo. "Estamos eufóricos, tenemos mucha ilusión y vamos a trabajar mucho", ha expresado la atleta olímpica y regidora de Deportes de Tarragona, Natàlia Rodríguez.

La asamblea ha empezado a las 9 de la mañana y la candidatura de Tarragona ha intentado convencer a los miembros del jurado con parlamentos en inglés y francés, realizados por Ballesteros, Alejandro Blanco, presidente el Comité Olímpico Español (COE), su vicepresidenta, Theresa Zabell -oros olímpicos en vela en Barcelona 92 y Atlanta 96-, y el presidente de la comisión técnica de la candidatura, Víctor Sánchez. Después de los parlamentos Ballesteros incluso ha tenido que responder una pregunta sobre la crisis económica que azota España. "Estamos relajados y tenemos buenas sensaciones", ha dicho Rodríguez, con los nervios a flor de piel mientras se estaba votando a puerta cerrada. Durante la presentación también se han pasado vídeos con imágenes del Serrallo (el barrio marítimo de Tarragona), retales de la gastronomía típica e incluso opciones de ocio como Port Aventura. Además, los parlamentos de la candidatura de Tarragona se ha centrado en explicar sus tres grandes bazas: el 80% de las instalaciones ya están construidas; la ciudad está dotada de infraestructuras -Ave, carreteras y puerto-; y, además, no hará falta construir plazas hoteleras porque la Costa Dorada ya es un referente en el sector.

En la comitiva de Alejandría ha estado presente Rania Elwani, nadadora olímpica -participó en los JJOO del 92, 96 y 2000- y miembro del COI. En la exposición para defender el proyecto de la ciudad, sus emisarios han destacado la riqueza patrimonial de Alejandría, las infraestructuras que tiene el estado y la seguridad que pueden aportar. Además, tras el desalojo de Hosni Mubarak del poder, el proyecto de Alejandría se sustentaba en confirmar que organizar un evento deportivo de este calibre ayudaría a hacer asentar con más fuerza la democracia en el país. La candiatura de Tarragona ha temblado cuando un miembro del COI de Siria ha expresado que los países árabes se tienen que ayudar. Aun así, finalmente, la inestabilidad política en que la está sumido Egipto, ha parecido clave para que la ciudad española le haya arrebatado los Juegos del Mediterráneo del 2017.

Tarragona lleva preparando la candidatura desde 2007 y el presidente ejecutivo de la candidatura es Mario Rigau. La localidad ya se ofreció para albergar los Juegos del 2013, que finalmente se celebrarán en Mersin. Tarragona calcula que los Juegos tendrán un impacto económico de 1000 millones de euros y se crearán 7.000 puestos de empleo. Además, habrá subsedes en Barcelona, Castelldefels, Reus y Salou. Los Juegos del Mediterráneo reúnen a atletas de 23 países de Europa, África y Asía, y Tarragona promueve una ampliación de las disciplinas deportivas. El lema de la ciudad española es History making History, en referencia a su legado romano. Sus ciudadanos ha vibrado con el anuncio y cientos de personas han salido a la calle para celebrar la noticia. Al final de la Rambla Nova, cerca de la plaza Imperial Tarraco, se ha instalado una carpa y el alcalde acaba de afirmar desde Mersin que la noticia, al igual que los Juegos, se celebrarán a lo grande.