Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LIGA | GRANADA, 1 - VILLARREAL, 0

Uche se la juega al Villarreal

Un tanto del nigeriano, propiedad del equipo castellonense, le da los tres primeros puntos al Granada

El internacional nigeriano Uche, adquirido por el Villarreal a última hora en el pasado mercado de fichajes, se convirtió en el principal protagonista de la derrota del equipo amarillo en Granada. Marcó el gol de su equipo a su otro equipo.

Atenazados por los malos resultados que han cosechado en este inicio de la temporada, ambos conjuntos arrancaron el duelo con poco fútbol y menos ambición, como si tuvieran miedo a pisar en campo ajeno. Llegar al marco contrario parecía una odisea. Hasta que Yebda, ya por el minuto 15, envió un disparo desviado a la derecha de César. También fue el protagonista, aunque involuntario, del siguiente ataque; golpeó a Zapata -tuvo que ser atendido fuera del campo- y dejó al rival con uno menos, por lo que el Granada aprovechó la coyuntura y armó un contragolpe de libro que Uche no completó por poco, porque su remate se le marchó por arriba. Dos ocasiones locales y ninguna presencia en el área adversa del Villarreal, que se remitía a algunas combinaciones de Cani y Borja Valero, todas disueltas en la frontal, ante la acumulación de efectivos del conjunto local. Esta apatía generalizada del conjunto de Garrido alimentó poco a poco la confianza de los jugadores locales, que encontraron el Uche al mejor de los aliados.

GRANADA 1 - VILLARREAL 0

Granada: Roberto; Nyom, Diakhaté, Mainz, Siqueira; Moisés Hurtado, Yebda (Abel, m. 86); Jara, Martins (Rico, m. 67), Dani Benítez; y Uche (Geijo, min.72) No utilizados: Julio Cesar, Fran Rico, Mollo e Iñigo López.

Villarreal: Cesar; Mario, Zapata Musacchio, Catalá(De Guzmán, m. 59); Marchena, Bruno; Borja Valero, Cani (Camuñas, m. 67), Marco Rubén (Nilmar, m. 59); y Rossi. No utilizados: Oriol, Marcos Senna y Mariño Gonzalo.

Gol: 1-0. M. 55. Uche, de cabeza.

Árbitro: Estrada Fernández. Mostró amarillas a los locales Diakhaté, Moisés, Nyom, Yebda y Martins, y a los visitantes Musacchio y Catalá.

Unos 21.000 espectadores en Los Cármenes.

Arrancado el segundo acto, un cabezazo de Uche tras una jugada del brasileño Siqueira por el costado izquierdo acabó en la red. A partir de ese momento, los castellonenses reaccionaron y se hicieron con la pelota hasta conseguir encerrar a su rival. Este acoso se tradujo en un penalti que señaló Estradas Fernández tras una acción de Nilmar, que se trastabilló con Siquerira. El encargado de tirarlo fue el italiano Giuseppe Rossi, que lo envió al palo izquierdo de Roberto. El rechazo, además, lo desaprovechó De Guzmán, cuando disponía de toda la portería para él. No era la noche del Villarreal, que desde ahí hasta el final fue un quiero y no puedo, con constantes balones colgados al área e intentos a balón parado que facilitaron mucho la labor de la retaguardia rojiblanca.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.