Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Capitán Muniain

El delantero navarro es el motor del proyecto de Bielsa, que ha ganado movilidad

La última victoria del Athletic en Europa ante el Slovan de Bratislava, la primera de la era Bielsa, demostró lo importante que Munian es hoy para el equipo, inmerso en un intenso proceso de adaptación al nuevo entrenador y a sus propias nuevas hechuras. La baja de Ander Herrera ha empujado al joven navarro a asumir un papel protagonista a la hora de dinamizar el juego y de conectar con el otro gran pivote del equipo, Fernando Llorente. A Munian le toca ser, más que nunca, el motor del conjunto rojiblanco en una etapa nueva para el técnico, para los jugadores y para el público.

Muniain reeditó en el último encuentro las brillantes prestaciones que ya exhibió en Cornellá- El Prat, aunque con muy distinto resultado. La derrota ante el Espanyol empañó el magnífico segundo tiempo del precoz jugador, en el que se vio que es, bajo cualquier foco, la clara referencia del juego ofensivo del nuevo Athletic.

Munian es uno de los jugadores que más ha ganado con el cambio de técnico. Se ve más libre, tiene más contacto con el balón y se ha convertido en el líder natural del conjunto rojiblanco. Ha introducido, además, el factor sorpresa al guión rojiblanco, con lo que gana varios enteros frente a rivales correosos.

El Slovan no pudo hacer nada para frenar el dúo Llorente-Muniain, directamente implicado en los dos goles que se llevó el Athletic aunque solo materializara uno. El fútbol de posesión y la mayor profundidad en ataque impuestos por Bielsa le sientan como un guante al joven delantero, aunque no está solo en la tarea de empujar las acciones ofensivas del equipo. Iturraspe, Gurpegi en el medio campo, Iraola y De Marcos le secundaron con gran acierto.

Muniain, que este año formó parte del equipo ganador del Europeo sub21, es la vieja nueva estrella del conjunto rojiblanco. El benjamín del equipo es, según dijo Bielsa y según piensa todo el mundo, "un talento en desarrollo que genera admiración". Su sensacional capacidad para interpretar el juego revela una y otra vez una gran destreza en el campo, aunque él la perciba con gran naturalidad. "Solo trato de hacer lo que sé", respondió a los elogios tras el encuentro del jueves.

Muniain sacudió en Bratislava cualquier inquietud por la ausencia de Ander Herrera, llamado también a coliderar el proyecto ofensivo Bielsa, y demostró que, además de jugar con la profesionalidad de un gran veterano en los momentos complicados, es también una pieza madura dentro del puzzle rojiblanco, menos dependiente de los viejos esquemas.

El Athletic recibirá hoy al Betis en San Mamés (22.00, Gol TV y Canal +) con el objetivo de refrendar ante su afición la victoria obtenida el jueves en Bratislava y lograr el primer triunfo en Liga, frente a un rival en racha que llega a Bilbao tras ganar los dos primeros partidos de temporada.

Bielsa convocó ayer una plantilla muy similar a la que desplegó en Bratislava e incluyó además a Iñigo Pérez, Ruiz de Galarreta, Aurtenetxe, Igor Martínez, San José y Ekiza.

Por su parte, el técnico del Betis, Pepe Mel, auguró ayer un partido abierto e interesante en San Mamés, y anunció que su equipo seguirá fiel al sistema de juego de buscar la iniciativa y la portería rival. Para este choque el entrenador madrileño no podrá contar con su goleador Rubén Castro debido a un esguince de tobillo que se produjo el pasado domingo ante el Mallorca, aunque Mel quiso restarle trascendencia a su baja.

El Athletic únicamente ha sido capaz de ganar en cuatro de las trece visitas del equipo verdiblanco a Bilbao desde 1995, saldadas con un balance de seis empates y tres triunfos béticos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.