Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El huracán Irene trastoca el Abierto de Estados Unidos

La organización del torneo cierra las instalaciones y confía en poder reabrirlas el lunes, cuando comienzan a jugar los favoritos.- Once partidos de clasificación, suspendidos

El huracán Irene, cuya llegada se espera en Nueva York para este domingo, ya ha comenzado a trastocar la planificación del Abierto de Estados Unidos de tenis, el último Grand Slam de la temporada, que se disputa hasta el 11 de septiembre. La organización del torneo ha comunicado que las instalaciones estarán cerradas desde las 17.00 horas del sábado debido a la llegada del huracán, que ha puesto en emergencia a toda la ciudad. Se ha previsto, de hecho, la evacuación de las zonas bajas de la ciudad de 250.000 personas, se ha suspendido el trasporte público y se han cancelado los vuelos a la ciudad.

De momento, ya se han aplazado 11 partidos de la fase de clasificación debido a que ninguna de las pistas del Centro Tenístico Nacional Billie Jean King, en Flushing Meadows, tiene techo. Este sábado, además, se tendrán que adelantar las ruedas de prensa de Novak Djokovic, Rafel Nadal y Roger Federer para que los jugadores y los periodistas puedan abandonar el recinto antes de que llegue el huracán. No se descarta, además, que se tengan que suspender definitivamente. También se ha cancelado el Kid Days, un partido de exhibición con fines benéficos que se iba a disputar este domingo.

MÁS INFORMACIÓN

La competición seria empieza, no obstante, este lunes, justo el día en que Rafael Nadal debería disputar su primer partido, ante el kazajo Andrey Golubev. La organización ha subrayado que su intención es reabrir las instalaciones el lunes a primera hora, pero ha reconocido que todo dependerá de cómo evolucione el paso del huracán por Nueva York.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.