Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Bernabéu respalda a Mourinho

La hinchada manifiesta su apoyo al entrenador, que deja sin jugar a Casillas

Casillas, suplente, calienta antes del partido del trofeo Santiago Bernabéu ante una pancarta de apoyo a Mourinho colgada en el primer anfiteatro.
Casillas, suplente, calienta antes del partido del trofeo Santiago Bernabéu ante una pancarta de apoyo a Mourinho colgada en el primer anfiteatro. LUIS SEVILLANO

El Trofeo Bernabéu sirve tradicionalmente como partido de exhibición de cosas nuevas. La hinchada se reúne en Chamartín para honrar la memoria del patriarca y descubrir las novedades del equipo. La emisión televisiva de las giras promocionales, sin embargo, le han restado un poco de sentido al evento. Por lo demás, no hubo nada insólito que destacar en el Madrid respecto a la temporada pasada, además de la ausencia del capitán, Iker Casillas, que se quedó en el banquillo en beneficio de Adán.

La noche constató lo sabido: que Coentrão no es un interior sino un extremo, que Xabi sigue siendo insustituible en la plantilla, que sin Özil al equipo le cuesta improvisar en los últimos metros, y que Benzema atraviesa una etapa brillante. El Madrid conserva los trazos que le definieron en los últimos campeonatos: la solidez en defensa, la generosidad de sus jugadores en el esfuerzo, y el apoyo de una afición que se aferra al mínimo detalle de clase, al gesto más exiguo de entrega, para volcarse con pasión en sus colores. La lealtad al entrenador, José Mourinho, se enmarcó en esta predisposición afectiva del público.

Real Madrid 2 - Galatasaray 1

Real Madrid: Adán; Sergio Ramos, Pepe (Carvalho, m. 46), Varane (Albiol, m. 46), Marcelo (Mendes, m. 84); Xabi Alonso (Nacho, m. 89), Coentrão (Morata, m. 76), Kaká (Özil, m. 46; Mandi, m. 89); Di María (Álex Fernández, m. 66), Callejón (Cristiano, m. 46) e Higuaín (Benzema, m. 46).

Galatasaray: Muslera; Ujfalusi (Kaya, m. 89), Gökhan Zan, Servet Çetin (Birinci, m. 27), Hakan Balta (Baytar, m. 58); Sabri Sarioglu (Colak, m. 76), Inan (Kurtulus, m. 58), Felipe Melo (Akman, m. 58), Eboue (Ceyhun, m. 58), Kazim-Richards (Yilmaz, m. 76); y Milan Baros (Elmander, m. 46).

Goles: 0-1. M. 10. Inan. 1-1. M. 34. Sergio Ramos. 2-1. M. 51. Benzema.

Árbitro: Iglesias Villanueva. Amonestó a Ujfalusi y Felipe Melo.

Unos 67.000 espectadores en la XXXIII edición del Trofeo Santiago Bernabéu.

La reunión tuvo algo de plebiscito. Tras los incidentes de la Supercopa, en los que Mourinho se vio implicado metiéndole un dedo en el ojo al segundo entrenador del Barcelona, Tito Vilanova, y tras la subsecuente apertura de un expediente disciplinario que amenaza con suspender al entrenador durante varias semanas, el partido propició las expresiones populares. La gente cubrió los laterales de Castellana y el fondo norte con unas 20 pancartas en defensa del entrenador. La más notable, por tamaño y contenido, la firmó la peña La Clásica: "Mou, tu dedo nos señala el camino". Hubo una ovación a Mourinho cuando por la megafonía del estadio se anunció su nombre y luego los representantes de Ultras Sur, unos cien socios del grupo más fanático, le dedicó algunos cánticos laudatorios. El resto del estadio asistió más o menos indiferente. Incluso hubo algunos pitos al juego del equipo.

El juego del Madrid no infundió fervor en la concurrencia. Al contrario que otros invitados anteriores, proclives a facilitar las cosas al anfitrión, el Galatasaray acudió a la cita con firmeza. Se desplegó con atrevimiento y opuso resistencia desde el principio. Los turcos aprovecharon las concesiones que les hizo el Madrid en el centro del campo, en donde las jugadas, al principio, carecieron de precisión. A las pérdidas respondieron Kazim, Inan y Eboue con incursiones decididas a la espalda de los defensas. En una de esas jugadas, Eboue desbordó a Ramos y centró. Era el segundo centro que atravesaba el área madridista esperando que alguien lo empujara adentro. Esta vez, apareció Inan. Toque y gol.

Xabi Alonso sostuvo al Madrid. El empate llegó a la salida de una falta lateral que cabeceó Ramos con su habitual energía. En la segunda parte Mourinho sustituyó a Higuaín, Varane, Pepe y Callejón por Carvalho, Albiol, Cristiano, Benzema, y Özil. Otra vez fue Xabi el que abrió la puerta del gol con un pase a Benzema, tenso, con el exterior, filtrado entre la defensa. Benzema definió el mano a mano con clase.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.