Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosell: "Sin sentido común, acabaremos matándonos por la calle"

El presidente del Barça asegura que no denunciarán a Mourinho y exige rebajar el nivel de crispación con el Madrid ante sus peñistas

La decisión de no denunciar la actitud del entrenador del Madrid, José Mourinho, en los últimos minutos del partido de vuelta de la Supercopa el pasado miércoles en el Camp Nou la tomó de manera conjunta la directiva del Barcelona y el cuerpo técnico. Y responde a la voluntad de no echar más leña al fuego. Así lo explicó el director deportivo, Andoni Zubizarreta, la noche del domingo, y así lo ha corroborado esta mañana el presidente de la institución, Sandro Rosell, en el Congreso de Peñas del Barça que se ha celebrado esta mañana. El día después del partido, Rosell telefoneó a Zubizarreta, este habló con Pep Guardiola y con Tito Vilanova, a quien Mourinho metió un dedo en el ojo mientras los jugadores andaban metidos en una tangana al borde de los banquillos. Y entre todos decidieron que la opinión pública ya había juzgado a Mourinho.

"Aunque el cuerpo nos pedía hacerlo, pensamos en las consecuencias y decidimos no denunciar nada. El propio Tito fue el primero que nos pidió que no lo hiciéramos; aquello nos hubiera obligado a estar toda una semana discutiendo el tema y tenemos que estar concentrados en lo nuestro", declaró el presidente. Rosell, además, explicó que el motivo que les hizo reflexionar fue el recibimiento que el equipo recibió a su llegada al estadio del Madrid, el domingo anterior, cuando unos aficionados madridistas lanzaron piedras y rompieron una de las lunas del autobús en el que viajaba la directiva. "Aquello nos hizo reflexionar. No vamos bien. Si no ponemos más sentido común, acabaremos matándonos por la calle y eso no está en los valores del deporte. Tenemos que bajar el nivel de crispación existente. La sociedad no está como para que echemos más leña al fuego". Aunque, en una coletilla, recordó: "Si buscáis una junta directiva bravucona, no somos nosotros".

El máximo mandatario del club azulgrana dejó el asunto en manos de la Federación, a quien correspondería en cualquier caso tomar cartas en el asunto. "Nosotros dediquémonos a celebrar lo bien que lo hicieron estos jugadores, que ganaron a un equipo que venía mucho mejor preparado. Preparémonos para el viernes, que tenemos otros título muy importante pendiente. Me gustaría que pasarais página con este tema", pidió a los peñistas. "El problema no lo tenemos nosotros, lo tienen ellos", zanjó. También Zubizarreta había dejado toda la responsabilidad en manos del Madrid un día antes: "Tienen que analizar lo que pasó y dar una respuesta a esta situación. Nunca había visto algo parecido en toda mi carrera deportiva".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.