La huelga de los futbolistas sigue adelante

El sindicato de los jugadores y la Liga se reúnen sin llegar a ningún acuerdo y se citan para un nuevo encuentro el próximo viernes.- "Se han endurecido los planteamientos del sindicato", asegura el presidente de la LFP, José Luis Astiazarán

La huelga que los futbolistas convocaron hace cinco días sigue adelante cuando solo faltan dos días para el inicio de la competición. Los representantes del sindicato AFE y de la Liga se han reunido esta mañana durante una hora y media en Madrid y no han llegado a ningún acuerdo, por lo que el paro no ha sido desconvocado. Ambas partes se han citado para una nueva reunión el próximo viernes, justo el día en que debería disputarse el primer partido de Segunda División. "No hemos llegado a ningún acuerdo", ha reconocido el presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), José Luis Astiazarán, quien ha subrayado que la distancia es tal que "una sola reunión no es suficiente" y ha calificado la huelga de "injustificada". El portavoz de AFE ha sido el gerente, Luis Gil, quien ha asegurado que la LFP no ha hecho ninguna propuesta de acercamiento. "Las posturas están muy distanciadas, más aún si cabe", ha reconocido.

Más información

"Trabajaremos durante todo el fin de semana y en los próximos dos días decidiremos cuándo se jugarán los partidos si es que finalmente hay huelga", ha señalado el presidente de la LFP. Luis Gil, gerente de la AFE, reconocía que la situación es complicada. "Estamos en una situación económica muy compleja", ha dicho Astiazarán. "Si admitimos que hay 200 futbolistas con problemas de impagos, estamos hablando de un 20% de la plantilla total. Comparado con el paro que hay en España, al menos ellos tienen trabajo", ha llegado a decir.

Las discrepancias afectan al fondo de garantía concursal, creado por la LFP para garantizar un sueldo mínimo a los jugadores que sufren impagos por parte de sus clubes; al fondo social, que financia al sindicato y a la pretensión e los jugadores de participar en los ingresos que generan los derechos de televisión. AFE ha cifrado en 200 jugadores y 50 millones de euros la deuda de los equipos de Primera y Segunda con sus jugadores.

La falta de sintonía ha confirmado lo que parecía inevitable. "La convocatoria de huelga se mantiene", ha confirmado Luis Gil. El gerente de la AFE ha añadido que "el mayor problema son las garantías para los jugadores" que no cobran y que no aceptan el fondo creado por la Liga -40 millones de euros hasta la temporada 2014-2015- porque lo consideran insuficiente. "Queremos que se garantice la deuda que ya existe y que en el futuro no se necesite el fondo, que se aplique la Ley del Deporte y el club que no pague, descienda", ha concluido.

Los representantes del sindicato de futbolistas llegaron poco antes de las diez de la mañana a la sede de la Liga para seguir negociando el convenio colectivo. La AFE llegó sin su presidente, Luis Rubiales, que acaba de ser padre. Sí estaban Luis Gil, gerente del sindicato, Jesús Díaz Péramos, vicepresidente, Santiago Nebot, asesor, y José María Borreguero, miembro de la asesoría jurídica. Al otro lado de la mesa, estaban presentes el presidente, José Luis Astiazarán; Quico Catalán, presidente del Levante y vicepresidente de la LFP; Javier Gómez, vicepresidente del Valencia y Víctor Martín, director general del Numancia; José Manuel Díaz, director de control de gestión del Atlético; y los abogados Marta Alamán, abogada, y Miguel García Caba. La distancia entre ambas delegaciones era patente hasta en la forma en que se sentaron a varios metros de distancia, frente a frente.

Las reuniones ente la AFE y la Liga deberían haber comenzado el pasado lunes, pero entonces esgrimieron que, al ser fiesta, no pudieron encontrarse. Ayer tampoco afrontaron la cuestión. La AFE aseguró a través de un comunicado que había convocado un encuentro en Valencia para seguir negociando el convenio colectivo y la Liga, que negó tal circunstancia, contestó con la convocatoria para hoy, cuando, al fin, ha habido encuentro. El presidente de la LFP, José Luis Astiazarán, aseguró ayer a la agencia Efe que se siente "engañado" por el presidente de la AFE, Luis Rubiales, porque, según él, siguió negociando el convenio a principios de agosto cuando ya tenía decidido convocar la huelga.

Después de la reunión de hoy parece imposible que pueda jugarse la primera jornada de Liga el próximo fin de semana, más si se tiene en cuenta que el boleto de la quiniela no ha empezado a venderse. El sábado estaban previstos cuatro partidos: Espanyol-Granada, Levante-Zaragoza, Villarreal-Sporting y Osasuna-Valencia.

Representantes de la Liga Profesional de Fútbol durante su reunión de esta mañana
Representantes de la Liga Profesional de Fútbol durante su reunión de esta mañanaCRISTOBAL MANUEL
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción