Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

San Juan, una batalla campal

Las aficiones de Chile y Uruguay se enzarzan en diferentes peleas, que se saldan con 37 detenidos y un niño herido

Un total de 37 personas resultaron detenidas y un niño de 12 años herido en los disturbios que se produjeron en la provincia de San Juan, al norte de Argentina, tras los partidos correspondientes a la primera jornada del Grupo C de la Copa América. Los incidentes más graves tuvieron lugar una vez finalizados los partidos entre Uruguay-Perú y Chile-México, entre las aficiones chilenas y uruguayas -aunque los equipos no se enfrentaran entre ellos-, ayer en las inmediaciones del Estadio de Bicentenario de San Juan.

Tras los partidos, un grupo de hinchas chilenos se burlaron de un pequeño grupo de hinchas uruguayos que respondieron lanzando piedras. Luego, llegó el intercambio de puñetazos. Un niño argentino, ajeno a la pelea, se vio envuelto en el medio del enfrentamiento y tuvo que ser hospitalizado con varios cortes leves en la cabeza. Algunos de los detenidos ya han sido puestos en libertad esta mañana, mientras que se espera que el resto recupere la libertad en las próximas horas.

La policía había montado un operativo de seguridad en torno al estadio con más de 700 agentes, que se encargaron también de proteger a las delegaciones de cada país. Uruguay y Perú empataron uno, mientras que Chile derrotó a México dos goles a uno en la primera jornada de los partidos del Grupo C en la Copa América 2011. Pero fuera del campo, se perdió la deportividad.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.