Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Madrid paga 30 millones por Coentrao

El club blanco traspasa a Garay en la contratación del lateral del Benfica

Fábio Coentrao ya es jugador del Real Madrid. El lateral izquierdo, que procede del Benfica, llega para reforzar la zaga del conjunto blanco, de la que sale Garay rumbo al club lisboeta. El Madrid ha pagado 30 millones por Coentrao, incluyendo los derechos del central argentino en la operación, en un fichaje que remite al de Pepe, por el que el club blanco abonó 30 millones en 2007 al Oporto. Según ha comunicado la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios, el club portugués "llegó a un prinicipio de acuerdo con el Real Madrid para la transferencia, a título definitivo, de la totalidad de los derechos deportivos y económicos del atleta Fabio Coentrao por un valor de 30 millones de euros".

Coentrao (Vila do Conde, Portugal; 1988), que ha firmado para las próximas seis temporadas, se suma a la lista de portugueses que el Real Madrid ha incorporado en los últimos años con Pepe, Cristiano, Carvalho y el propio Mourinho, al margen de otros tres miembros del cuerpo técnico. Es, además, el segundo futbolista del Benfica que ficha por el club blanco en menos de un año tras la llegada el verano pasado del argentino Di María. Coentrao conoce la Liga española, puesto que en 2008 estuvo cedido por el Benfica en el Zaragoza, que por entonces entrenaba Marcelino García Toral en Segunda División. Por aquella época, el técnico del club lisboeta era Quique Sánchez Flores. "Cuando llegamos al equipo, el club ya había decidido que le iba a ceder", explica Fran Escribá, segundo entrenador del equipo entonces.

En el Zaragoza apenas tuvo oportunidades y tan solo disputó 11 minutos en la Liga. Coentrao sigue lamentando que el entrenador asturiano le acusase, injustamente según él, de salir por las noches. "Es difícil que vuelva a jugar en el Zaragoza. Es un jugador que no se integró nunca", aseguró Marcelino por entonces. Escribá, sin embargo, asegura que durante el tiempo en que lo trató no le vio como un jugador de personalidad difícil: "Era un chico callado, introvertido, pero se entrenaba bien y nunca creó problemas". En la segunda parte de la campaña, salió del Zaragoza y se marchó cedido al Río Ave de la Segunda División portuguesa, donde jugó 16 partidos, marcó tres goles y explotó como futbolista. Sus buenas actuaciones le valieron un puesto en el Benfica, club en el que ha sido titular en las dos últimas temporadas.

Coentrao, internacional absoluto con su país en 15 ocasiones, comenzó su carrera desempeñándose como extremo en la cantera del Río Ave. Enseguida destacó por su habilidad en el regate y por su velocidad. En su país le compararon, incluso, con uno de los jugadores más importantes de la historia del fútbol portugués al apodarle 'el Figo das Caxinas', en referencia a su lugar de origen. "Cuando le entrenamos nosotros era un extremo claramente ofensivo. Es muy habilidoso, tiene un buen desborde y ve muy bien los espacios. Defendiendo puede sufrir un poco, pero en equipos grandes, como el Real Madrid, no creo que tenga problemas en ese aspecto", destaca Escribá.

Su mejor fútbol, sin embargo, llegó cuando Jorge Jesús, su técnico en el Benfica en 2009, le convenció para que retrasase su posición hasta el lateral, ya que Di María, a partir de ahora su compañero en el Madrid, era el dueño de la banda izquierda. Silvio, jugador del Atlético que coincidió con él en el club lisboeta, no dudó en alabar a Coentrao en una entrevista en el diario As: "Es el mejor lateral izquierdo de Portugal y lo será del mundo. Un jugador top como lateral, como interior y como extremo. Un fenómeno".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.