Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luciano Moggi, expulsado de por vida del 'calcio'

La Federación Italiana de Fútbol prohíbe por siempre al exdirector general del Juventus ocupar cualquier cargo deportivo por el escándalo de calciopoli

La Federación Italiana de Fútbol (FIGC) ha inhibido de por vida el exdirector general del Juventus Luciano Moggi de cualquier cargo que pueda asumir en el mundo del calcio. Moggi ya había sido alejado del deporte durante cinco años después del escándalo denominado calciopoli, en 2006, cuando fue destapado un entramado de corrupción en el fútbol italiano en el que estaban involucrados árbitros, agentes deportivos y directivos, y del que Moggi era el principal artífice y responsable. La FIGC también ha decidido exiliar para siempre a Antonio Giraudo, que en el mismo periodo era el administrador delegado del equipo de Turín, que ese verano fue privado de dos Ligas y descendido a la Segunda División.

La sentencia es el punto final de la historia que quebró los cimientos del fútbol italiano desde el punto de vista de las sanciones deportivas. Por lo que se refiere al mundo de la justicia ordinaria, el juicio aún se está celebrando y quien fuera el hombre más poderoso del calcio desde los años noventa hasta el día de su caída, podría ser castigado a cinco años y ocho meses de cárcel. Sin embargo, Moggi ya fue condenado en enero de 2009 a un año y seis meses por el caso de su sociedad de representación, la GEA World, que obtenía de forma ilícita la representación de algunos futbolistas y que él gestionaba con su hijo, también condenado a un año y dos meses (penas reducidas a un año y a cinco meses, respectivamente, tras apelar).

La compraventa de jugadores era solo un hilo de una telaraña que abarcaba la Federación, la Asociación de Árbitros y hasta la moviola televisiva. La decisión de la FIGC llega dos semanas después de que el fútbol italiano haya sido golpeado por otro escándalo sobre una supuesta red de apuestas ilegales que amañaba los partidos y en el que están involucrados, según las acusaciones, jugadores en activo, exfutbolistas entre los que destaca el nombre de Beppe Signori, directivos y árbitros.